lunes, 7 de marzo de 2016

TRISTEZA, FELICIDAD Y REDES SOCIALES

La felicidad es el cúmulo de pequeños momentos tanto buenos como malos, tanto alegres como tristes,  básicamente la vida se la va labrando entre risas y llantos, lastimosamente los medios de comunicación nos  vienen presentando verdaderos espejismos sobre lo que es la felicidad.

Las redes sociales también están haciendo lo suyo a la hora de tergiversar el real sentido de la felicidad, pues pareciera que ganar "liks" es suficiente no solo para ser feliz,  sino también para ganar un cierto reconocimiento entre sus contactos. 

La felicidad o la tristeza  si bien son sentimientos que afloran a diario no necesariamente tienen que llegar a ser expuestos en las redes sociales,  pues los "likes" no pueden y no deben llegar a suplantar una interacción efectivo entre pares, de lo contrario solo se estaría tratando de llamar la atención de una manera que en la mayoría de las veces no es aconsejable.

No se puede llegar a suplantar a la interacción entre pares con publicaciones en las redes,  esto poco a poco puede llevar a las personas a aislarse de su entorno y entrar en una especie de dependencia hacia estos medios, lo cual también puede acarrear caer en algún tipo de depresión.

Creo firmemente que todavía estamos a tiempo de arriesgarnos a salir al encuentro del otro, con el corazón en la mano, no se puede perder la fe en la humanidad para reposarla en las redes sociales,  todavía estamos a tiempo para salir al encuentro del prójimo y por ende al encuentro con DIOS.

Es solo cuestión de animarse...

Marce Miranda Loayza