miércoles, 23 de marzo de 2016

LAVANOS LOS PIES SEÑOR JESÚS

Vivimos en un mundo en guerra, donde el terror y el miedo ya forman parte de nuestro diario vivir,  donde la solidaridad se hace escasa ya que el miedo al ser el pan de cada día transforma a esta en inmediatismo, con ello el dolor y la empatia pasan a ser sentimientos pasajeros.

Hoy todo el mundo estará hablando de Bruselas, los muertos y los terroristas  nuevamente tomarán las primeras planas de los matutinos en todo el planeta,  luego todo este dolor sera olvidado  hasta nuevo aviso, las personas volverán a su acostumbrada rutina  de redes sociales, memes y farándula olvidándose completamente del prójimo y sus necesidades.

Nuestra humanidad se encuentra sucia,  sucia del alma, del corazón y de nuestro cuerpo,  lavanos los pies Señor Jesús,  para que dejemos de caminar sin rumbo, perdidos y sin norte, lavanos los pies Señor,  para que con ello comprendamos que el verdadero amor se entrega al servicio sin esperar nada a cambio, lavanos los pies Cristo misericordioso para que nadie más asesine en nombre de Dios, lavanos los pies Señor Jesús para que nuestro caminar sea sencillo y en paz, lavanos los pies Señor,  para que volvamos a ti y comprendamos que la verdadera grandeza se encuentra en la humildad y la entrega al prójimo.

Vivimos en un mundo en guerra,  donde a la humanidad solo le quedan dos caminos,  dejarse lavar los pies con el Señor y con ello aceptar que no somos nada sin EL y que el verdadero camino de la paz es el de la FE, donde al otro se lo mira con amor y aceptación,  o seguimos el camino del hombre, donde el orgullo y la vanidad no solo no deja que él Señor nos lave los pies,  también en su arrogancia nos va llevando al camino sin retorno de la muerte.

Lavanos los pies Señor Jesús,  para que luego seamos nosotros los que  salgamos al mundo al encuentro del prójimo predicando tu amor.

Que así sea....

Marce Miranda Loayza