jueves, 21 de septiembre de 2017

¿DÓNDE ESTÁ DIOS?

A DIOS no le agrada ver a sus hijos sufrir, la idea de una divinidad a la cual le agrada las penurias y dolores de los que dice amar es totalmente falsa y mentirosa.

El sufrimiento humano es fruto no de la voluntad divina sino de la desobediencia y arrogancia del ser humano, el cual de manera libre y deliberada decide una y otra vez darle la espalda a DIOS, la creación como parte intrínseca de la humanidad  también arrastra estos pecados, por ende se vuelca contra el hombre desatando así su furia y dureza, pese a ello DIOS jamás ha permitido que el dolor y el sufrimiento tengan la última palabra.

La esperanza y la empatía paradójicamente tienen su mayor expresión justamente cuando van de la mano de desastres naturales y/o guerras, las cuales sacan a relucir todas las cualidades humanas, DIOS actúa en el AMOR que nace de la SOLIDARIDAD, se mueve en medio del dolor a través de la empatía y construye esperanza en torno a la EUCARISTÍA en la cual toda la creación encuentra su fin y su esencia.

El amor y la misericordia de DIOS es tan grande y perfecta que el dolor a pesar de ser real y en muchas ocasiones hasta brutal nunca llega a ser definitivo, ya que el dolor de la Cruz siempre antecede a la belleza de la resurrección en la cual EL AMOR sella en ella  su victoria ante la muerte y el dolor.

La muerte no tiene la última palabra, el dolor si bien es real y profundo nunca podrá derrotar al AMOR, y en los momentos más duros donde la vida o la naturaleza se vuelcan contra el hombre recordemos que Jesús nos dio una MADRE, su MADRE, para que nos consuele y nos abrace, recordándonos con amor maternal que todavía seguimos vivos, que todavía queda camino, que ella NUNCA nos abandonará y que en medio de la oscuridad será nuestra guía hacía JESÚS.

Todo puede derrumbarse, pero el AMOR DE DIOS siempre permanece firme y fiel, la tierra puede temblar pero JESÚS permanece de pie sosteniéndonos en nuestro dolor, los vientos podrán traer miedo y destrucción, pero el ESPÍRITU SANTO sigue soplando vida, y por si fuera poco MARÍA nunca deja de rogar por nosotros.

Marce Miranda Loayza

compartir en facebook compartir en google+ compartir en twitter 

lunes, 18 de septiembre de 2017

EL APOCALIPSIS DE LOS TONTOS II

Huracanes, terremotos, tornados, etc., son el pan de cada día dentro de la grilla de noticias de  los medios de comunicación tradicionales, la fuerza destructiva de éstos fenómenos naturales sumada a noticias de "guerras y rumores de guerra" forman la fórmula perfecta para que algunos "profetas, predicadores y videntes", salgan a la palestra mediática alertando sobre la inminente llegada del apocalipsis, generando con ello miedo dentro de sus seguidores o feligreses, dicho temor hacia el fin de los tiempos poco a poco se va convirtiendo en una fe ciega hacia sus líderes espirituales los cuales irónicamente se constituyen en los únicos capaces de llevarlos a la salvación, obviamente a cambio de algunas donaciones o diezmos.

El fin de los tiempos para estas iglesias o congregaciones no sólo constituye el eje central de su predicación, también es fuente ilimitada de ingresos, venden mentiras y falsas promesas, manipulan miedos y creencias cerrando el paso a cualquier razonamiento lógico sobre sus predicas o enseñanzas, ya que esto significaría caer en "doctrinas de hombres", las cuales (según ellos) siempre terminan alejadas de las enseñanzas divinas.

Lo curioso de estas "enseñanzas divinas" es que siempre provienen de la palabra iluminada de sus líderes, que al renegar de la exégesis bíblica y el sano uso de la razón para la correcta interpretación de La  Palabra recurren al facilísimo de la radicalidad, el don divino de la razón resulta despreciado por el miedo o la ignorancia.

El fin del mundo y el juicio final es algo que solo le concierne a DIOS, por ende dicho acontecimiento escatológico no debe ser visto como algo tenebroso lleno de tinieblas, bestias de siete cabezas o trompetas celestiales, el apocalipsis en todo caso es tiempo de esperanza y AMOR, donde la IGLESIA de Jesucristo saldrá victoriosa ante el pecado y la mentira.

Lastimosamente la interpretación literal y/o  mentirosa de la escrituras bíblicas han construido un emporio de miedo alrededor del apocalipsis, la venta de material relacionado con el fin de los tiempos por parte de estas "iglesias" o grupos  apocalípticos generan millones de dólares al año, el miedo vende bien, por este motivo el uso de la razón constituye pecado para este tipo de grupos religiosos.

Despreciar la inteligencia humana como don divino para entender y dar razón de la FE constituye una transgresión a lo que se dice creer, una iglesia que no razona la Palabra de DIOS y sólo la repite de manera literal y abusiva definitivamente está engañando a sus feligreses, los arrastra prédica tras prédica hacia un oscurantismo mentiroso y manipulador donde ni el mismo DIOS tiene cabida.

La FE, si es iluminada a la luz de la razón no se deja manipular, permanece firme y encuentra su real sentido, siendo luz en medio de la noche oscura.

Marce Miranda Loayza

compartir en facebook compartir en google+ compartir en twitter 

viernes, 15 de septiembre de 2017

EL GRITO SILENCIOSO DEL SUICIDIO

El SUICIDIO en jóvenes y adolescentes se ha convertido en una de las principales causales de muerte violenta entre la población mencionada a nivel mundial, lastimosamente este hecho muchas veces es ocultado por parte de las familias afectadas y los medios de comunicación masivo simplemente abordan el tema desde un punto de vista circunstancial, amarillista o morboso.

Los jóvenes del siglo XXI van creciendo en medio de una sociedad relativista y quebrada, relativista en el sentido de que los valores y por ende DIOS ya no son tomados en cuenta  para la formación integral de niños y jóvenes, no son directrices a seguir, simplemente son amoldados según intereses, opciones y gustos por ende no son absolutos, pasan a ser relativos en tanto y en cuanto sirvan para excusar comportamientos, inclinaciones y gustos, es también quebrada ya que el cimiento mismo de la sociedad (la familia) esta fraccionada, herida y muchas veces disuelta, los jóvenes ya no encuentran en la familia ese puerto seguro al cual acudir en tiempos de tormenta, por ende se encuentran solos navegando en la oscuridad, sin faro y sin rumbo, viviendo así en una eterna angustia en medio de una selva de cemento.

A todo esto se suma un ritmo de vida complejo y competitivo donde el joven tiene que llegar a desenvolverse, donde el más fuerte sobrevive pisoteando al más débil, lo triste de esto es que la sociedad valora estándares  de belleza y/o fuerza prefabricados por los medios de comunicación masivos ligados a clichés físicos construidos a base de cirugías plásticas o photoshop, se desvaloraliza por ende la presencia o vivencia de valores como la solidaridad, humildad, amor, etc., los jóvenes viven presionados por la obtención del éxito, la popularidad y la aceptación social.

La vida escolar tanto para los niños como para los jóvenes ya no constituye solo una fase de aprendizaje, también es un tiempo de supervivencia, donde los más damnificados lastimosamente silencian sus vidas, las redes sociales forman parte esencial de ese campo de batalla por la supervivencia adolescente, estos se sumergen en ellas construyendo una máscara virtual y atacando así a lo real, y es que lo auténtico​ no es bien visto para una sociedad hipócrita y hedonista.

Esta complejidad social está arrastrando a miles de jóvenes a tomar la dura decisión de acabar con sus vidas, esto bajo vista y paciencia de quienes están llamados a protegerlos, padres de familia, maestros o el Estado, todo ellos simplemente prefieren callar y/o ocultar esta realidad, los progenitores prefieren evitar la "vergüenza social" del suicidio, los colegios prefieren esquivar responsabilidades (que las hay) y el Estado simplemente no genera políticas generales de prevención.

El suicidio en este sentido se convierte en un tabú para los que son llamados a su prevención y en una "solución romántica" para aquellos que padecen de una vida desolada, ante el silencio horroroso de padres y maestros los jóvenes afectados por la depresión o la frustración encuentran en la relativizacion de la vida una respuesta, si la propia existencia resulta molesta lo mejor es acabar con ella.

La sociedad esta matando a nuestros jóvenes, los desecha y los ignora, mientras el GRITO SILENCIOSO DEL SUICIDIO no encuentra eco en una humanidad vacía de DIOS y adicta a los placeres, día tras día miles de niños, adolescentes y jóvenes pierden su lucha de vida ante la intolerancia, el desprecio y la soledad.

Pareciera que no hay salida, que a miles de jóvenes simplemente se les arrebata las ganas de vivir, que existen 13 razones o más para acabar con ella, pese a ello todavía sigue valiendo la pena vivir, respirando un día a la vez, dejándose acariciar por el sol y por la lluvia, soñar y dejarse soñar, teniendo siempre presente que la felicidad no es un momento en el tiempo, es un camino lleno de caídas sin las cuales jamás llegaríamos a sentir las caricias de DIOS.

Es necesario hablar abiertamente del suicidio, no como tabú ni tampoco como una decisión valiente y romántica, sino como una realidad triste y dura la cual necesita ser prevenida con educación, amor y empatía, no dejemos que nuestros jóvenes sigan perdiendo las ganas de vivir, es hora de actuar, cuidado nos sorprenda el juicio pleno de DIOS sin haber hecho nada, siendo cómplices en el silencio.

Marce Miranda Loayza

compartir en facebook compartir en google+ compartir en twitter 

miércoles, 13 de septiembre de 2017

DIOS ES BUENO PERO NO COJUDO

En éste nuevo siglo la percepción de DIOS en nuestra sociedad ha venido cambiando de manera drástica, se ha pasado de la idea de un DIOS castigador y drástico a un DIOS bonachón que todo lo perdona y que todo lo acepta.

Ambas concepciones de la divinidad responden a circunstancias propias de cada época, hasta mediados del siglo XX DIOS era relacionado con la imagen de un juez severo y castigador atento a las posibles faltas de sus hijos, ésta percepción se encontraba ligada a las  vivencias propias de una sociedad cerrada a los cambios característicos de la época, donde la juventud y sus nuevas inquietudes (música, arte, política, etc.) eran vistas como tentaciones del maligno.

Ya en pleno siglo XXI la juventud que en otrora era vista como rebelde sin rumbo se fueron convirtiendo con el paso del tiempo en padres y abuelos, la imagen del DIOS castigador fue reemplazada por un la de un DIOS buenito y complaciente, que todo lo perdona y aguanta, que no juzga a nadie, un DIOS sin requisitos, básicamente un DIOS a la carta, pusilánime pues aguanta todo y a todos, una caricatura de Disney que anda repartiendo abrazos y besos por doquier.

El problema de esta concepción de DIOS radica no en la bondad intrínseca que este tiene, sino en la conceptualización errónea del AMOR DIVINO, si bien DIOS ama y a la vez es AMOR no se puede llegar a confundir este AMOR con permisividad, DIOS nos ama infinitamente, pero para que este AMOR nos lleve a la trascendencia tiene que ser correspondido y respetado.

JESÚS nos enseña esto de manera  concisa y sencilla (Jn 8, 1-16) el relato de la mujer adúltera consta de cinco partes claras, en primer lugar la visualización de la falta, que en este caso era compartida (mujer y fariseos), luego la imposición del castigo y la respuesta de CRISTO (el que este libre de pecado que tire la primera piedra), a esto le sigue la misericordia de JESÚS (tampoco te condeno yo), sigue la advertencia de amor (vete y no peques más) y finaliza con la promesa del juicio justo, está última parte referente al juicio DIVINO ha sido lastimosamente olvidada, el juicio de DIOS no se fija en la apariencia ni en las formas,  su juicio es VERDADERO y a la vez definitivo.

Si bien DIOS perdona y es misericordioso, este AMOR y este perdón  tiene un límite y este límite es el tiempo que se nos es dado en vida, una vez que este termine el juicio divino es definitivo, ya no hay marcha atrás, nuestras faltas nos condenan por si solas si es que antes no hubiéramos buscado el perdón divino, en este sentido el infierno si existe, pues también en la misericordia viene intrínseca la justicia.

DIOS es bueno, pero no es cojudo, perdona pero también espera coherencia y conversión, es puro AMOR pero a la vez también es justo.

El dios tipo Disney es un dios falseado y pusilánime que nada tiene que ver con el DIOS misericordioso pero también justo que nos presenta las escrituras, por ello debemos tener siempre en mente las palabras del EVANGELIO, "busca primero el Reino de DIOS y todo lo demás se te dará dado por añadidura".

Marce Miranda Loayza

compartir en facebook compartir en google+ compartir en twitter 

martes, 8 de agosto de 2017

EL ESPEJISMO SOCIALISTA

Si bien el socialismo sigue seduciendo a miles de personas alrededor del mundo con promesas de igualdad, progreso y solidaridad es necesario ver con ojos críticos los resultados económicos y sociales que trajo consigo la incorporación de dicho modelo en distintos países alrededor del mundo.

El problema del socialismo en general radica en ver a la sociedad como el lugar escatológico de salvación por antonomasia, es decir que la igualdad, equidad, solidaridad, etc., solo pueden ser alcanzados mediante una repartición equitativa de recursos bajo la tutela del Estado, en este contexto las libertades básicas del ser humano ceden terreno ante un "bien común" mal entendido, el progreso individual es mal visto ya que para el modelo socialista la individualidad es sinónimo de opresión y en el sentido estricto de salvación que pregona el socialismo vendría a ser reflejo de pecado.

Cuando  el libre mercado es sustituido por imposiciones de un órgano rector cuyas reglas deben cumplirse por todos sin dejar espacio hacía la iniciativa individual se deja sin posibilidad de progresar a la persona, la sociedad se estanca en una dependencia casi adictiva a las dádivas del Estado rector, las cuales históricamente han demostrado que tienden a desaparecer generando con ello inestabilidad, inflación y pobreza.

Los regímenes socialistas nos presentan un espejismo de prosperidad, una pobre falacia de "salvación" humana basada en la inútil creencia de que el ser humano por si sólo puede llegar a alcanzar un bienestar eterno, olvidándose de DIOS para convertirse ellos mismos en dioses fallidos. El socialismo se olvida de la condición humana la cual fácilmente puede llegar a inclinarse hacia el pecado, más aún cuando este deja de lado DIOS como sinónimo de FE, ética, moral y libertad.

El populismo en América Latina viene intentando mostrar una cara renovada del socialismo, pero lastimosamente viene repitiendo los viejos errores del  modelo con el plus de querer hacer ver a sus líderes como los mesías salvadores de toda la desgracia humana, para el socialismo del siglo XXI el absolutismo característico de este modelo fallido tiene carácter divino.

Las políticas socioseconómicas del modelo socialista han ido fracasado a través de los siglos, lo curioso de ello es que sus defensores jamás han aceptado las grandes falencias de este sistema, el fracaso nunca se debe al modelo, sino a los agentes externos que luchan sin cansancio contra el socialismo inmaculado y a los malos agentes que no lograron representar a cabalidad las bondades socialistas.

El socialismo es un espejismo, una simple ilusión pasajera que siempre termina en un mal sueño del cual es mejor DESPERTAR.

Marce Miranda Loayza

compartir en facebook compartir en google+ compartir en twitter compartir en pinterest 

miércoles, 2 de agosto de 2017

¿TEOLOGÍA CONTEMPORÁNEA O SALVACIÓN ATEMPORAL?

La teología en el siglo 21 si bien debe dar luces en las distintas áreas del conocimiento humano con sabía apertura hacia los nuevos paradigmas que trae consigo nuestra sociedad, tampoco debe olvidarse de los aspectos esenciales que conciernen al ser humano desde el principio del cristianismo.

1) La vida, por más que existan corrientes que señalen que la misma puede llegar a ser desechada incluso desde el vientre materno debe llegar a ser valor primordial tanto del pensamiento teológico como de las demás ciencias humanas, el alma y el espíritu son dones divinos los cuales tienen que ser cuidados y protegidos, cualquier opinión contraria a esta premisa no puede ser llamada reflexión teológica, pues simplemente caería en una simple posición humana vacía de DIOS aunque digan lo contrario, DIOS es un DIOS de vida y no de muerte.

2) El matrimonio igualitario es supuestamente una conquista social la cuál conlleva la construcción de una sociedad más moderna e inclusiva, si bien el Papa Francisco señaló claramente que el juzgar a estás personas no es el camino a seguir y que todos por su condición humana merecen ser tratados con dignidad y respeto, no se puede llegar a caer en un relativismo dónde todo esta bien y que cualquier "opción" sexual es válida, llegar a este extremo tiende a olvidar la creación perfecta de DIOS la cual no habla de opciones ni de géneros, por ende la perfección no puede ser puesta en duda por la simple razón de que lo perfecto proviene de DIOS y lo imperfecto del ser humano, tratar de eliminar el equilibrio hombre-mujer como fuente de vida y familia simplemente es incompatible con la FE cristiana.

3) La Eucaristía, no debe caer en el simplismo del banquete o fiesta, si bien JESÚS mismo celebraba banquetes junto a sus seguidores como símbolo de la presencia del REINO DE DIOS, la simplificación de la Misa como un mero acto de alegría, abrazos y música (en muchos casos mal ejecutada) convierte a la Eucaristía en un acto social, vacío de FE, en la Eucaristía se actualiza la pasión de CRISTO, en tal efecto la liturgia debe ser tratada con el respeto y la honra que se merece.

4) La Iglesia católica no debe buscar a toda costa la adecion de simpatizantes, en todo caso debe fortalecer la presencia de fieles creyentes los cuales quizá no lleguen a ser mayoría, pero a la vez permanecen firmes en la FE sin ceder terreno ante las corrientes "modernas" que transforman o mejor dicho destrozan al corazón humano.

Una Iglesia "popular" quizá no sea el mejor camino a seguir, por el simple hecho de que la FE requiere conversión y no solo palabras bonitas.

Marce Miranda Loayza

compartir en facebook compartir en google+ compartir en twitter compartir en pinterest 

martes, 25 de julio de 2017

ES HORA DE DESPERTAR

No le queda otro camino al pueblo venezolano que el de las calles, cuando los derechos más básicos son atropellados y arrojados al olvido solo queda gritar con el puño en alto LIBERACIÓN, el país hermano se encuentra secuestrado por un puñado de "revolucionarios" cuyo único afán es aferrarse al poder para así engrosar sus cuentas bancarias, para ello mantienen a un títere psicópata en la presidencia, el cuál oye pajaritos con mensajes del más allá, etc., mientras tanto Venezuela se cae a pedazos.

Si bien cada país tiene la libertad de decidir su camino la comunidad internacional no puede permanecer callada ante los abusos que se cometen a diario en las calles de Venezuela donde hasta la fecha han sido asesinados más de una centenar de jóvenes cuyo único delito fue pedir democracia y libertad.

Permanecer en silencio convierte en cómplices a todos aquellos que estúpidamente anteponen una ideológica fracasada a la vida de millones de venezolanos los cuales no logran a acceder a servicios básicos indispensables, salud, educación, alimentación, etc., callarse es sinónimo de complicidad y de muerte, ninguna ideología puede anteponerse a la vida.

Maduro y sus cómplices tienen que dejar en libertad al pueblo venezolano, la comunidad internacional debe acelerar este extremo, América Latina debe unirse ante la barbarie desplegada por el régimen venezolano.

El llamado socialismo del siglo XXI ha fracasado rotundamente, fue sólo un espejismo lleno de mentiras las cuales poco a poco vienen saliendo a la luz, las sombras más profundas se han apoderado de los sueños de millones de latinos, no hay profetas ni mesías  dentro de una maraña de corrupción, sólo hambre, penumbra y desesperación.

LLEGÓ LA HORA DE DESPERTAR.

Marce Miranda Loayza


compartir en facebook compartir en google+ compartir en twitter compartir en pinterest