jueves, 10 de marzo de 2016

COMUNICACIÓN Y FAMILIA

La sociedad en general se encuentra en una grave crisis moral, la cual se refleja en todos los ámbitos  tanto económicos como políticos,  la familia al ser parte fundamental de la sociedad refleja de igual manera una crisis profunda que amenaza día a día su desenvolvimiento.

No se puede llegar a tipificar a la familia ya que cada una genera su propia personalidad y por ende tienen sus propios problemas,  pero considero que uno de los factores primordiales que afectan su desenvolvimiento normal es la falta de comunicación en todo nivel,  se está perdiendo poco a poco el arte de hablar y de observar para suplantarlos por alternativas menos efectivas a la hora de entablar una conversación familiar.

La crisis moral al verse reflejada en la familia convierten a esta en un "campo de batalla"  donde todos quieren sacar partido para su propio beneficio,  olvidando de este modo el bien común llamado familia,  si bien no existen recetas para combatir estos males,  si se puede dar algunos "tips" que pueden resultar útiles como prevención y resolución de conflictos.

Primero se tiene que priorizar una adecuada comunicación en todo nivel,  para ello es necesario contar con espacios "sagrados"  donde hablar de todo y de nada sea algo único y profundo,  la hora de las comidas vendrían bien para tal efecto, eso si, sin la compañía de los celulares o la televisión.

Segundo,  la resolución de conflictos  que siempre existen,  deben realizarse en momentos de calma y de reflexión,  jamás al calor de una discusión o de un problema,  por ende considero necesario tomar siempre una pausa para la reflexión antes de omitir opiniones sobre algún conflicto dentro de la familia.

Y por último,  familia que centra su vida en oración y en Dios permanece unida  ya que el vínculo que los une es la FE y que a la larga traerá al hogar la suficiente paz para afrontar cualquier problema que pueda surgir.

Marce Miranda Loayza