lunes, 25 de septiembre de 2017

LA GUERRA DE LOS LIKES

Las redes sociales se han convertido para  jóvenes y adolescentes en  parte esencial de sus vidas, en ellas plasman sus pensamientos, sueños, tristezas y anhelos, mediante las redes sociales pueden hacer escuchar su voz, la misma que por medios convencionales en la mayoría de los casos es simplemente ignorada o despreciada.

En este afán de ganar reconocimiento muchos de los usuarios de las Redes Sociales utilizan ciertos recursos como selfies con un alto contenido erótico, imágenes de niños con enfermedades graves, fotos de animales maltratados, etc., todo esto resulta válido en la guerra de los likes.

Tener cierto grado de reconocimiento en el mundo de las Redes Sociales es para muchos jóvenes una prioridad, incluso el uso de estos medios se ha convertido en una forma de vida con todo lo que esto conlleva, es en este sentido en el cual aparecen los llamados "influencers", que básicamente son usuarios de estas Redes que han generado con sus temáticas particulares un número importante de "likes" y "seguidores",  llegando a influenciar sobre estos en distintos temas (moda, humor, deportes, etc.), incluso marcas reconocidas utilizan a estos influencers para promocionar sus productos y servicios.

Las Redes Sociales definitivamente han cambiado la forma de vida de los jóvenes del siglo XXI y no solo eso, la política, publicidad, educación, etc., son fuertemente influenciadas por estos medios alternativos, su presencia y vigencia marcan el paso de una sociedad inmediatista, hedonista y lastimosamente vacía.

En la guerra de los likes casi siempre sale perdiendo el buen trato, la solidaridad, la empatía y hasta DIOS, la personalidad real va cediendo terreno ante una personalidad virtual capaz de hacer cualquier cosa para evitar perder seguidores o no generar los suficientes likes en sus publicaciones.

La personalidad real poco a poco se esconde bajo un sin fin de filtros, frases de bolsillo, vídeos y selfies dando paso con ello a una personalidad virtual que no reconoce sentimientos, valores o creencias, básicamente se basa en la prevalencia del "YO" sobre los demás. Las Redes Sociales brindan una fama efímera y hedonista, pueden construir o destruir con la misma rapidez y eficacia, dan la posibilidad de conectarse con miles de personas  a la vez, los "amigos virtuales"  ganan preferencia lo cual  paradójicamente lleva al usuario a una soledad compleja vivida detrás  de un celular o una laptop.

Las Redes Sociales deben ser sólo un medio de comunicación efectivo para hacer conocer pensamientos, ideas, creencias, respetando posturas y a la vez aprendiendo nuevas cosas, construir en base a ellas una personalidad virtual alejada totalmente de lo tangible y real no solo deshumaniza a la persona, también la enfrasca en una especie de auto-idolatría donde el  YO esta por encima de todo y de todos, incluso por encima del mismo DIOS, las Redes Sociales pueden llegar a crear ídolos falsos para una sociedad falsa ávida de morbo y  mentiras, donde lo inmediato pesa más que lo eterno.

La guerra de los likes por el momento no avizora un pronto final, una sociedad que valora más lo inmediato y lo efímero es el campo de batalla ideal donde al parecer se va definiendo la vida de millones de adolescentes y jóvenes que en muchos casos buscan reconocimiento a cambio de sus  propias vidas.

Marce Miranda Loayza

compartir en facebook compartir en google+ compartir en twitter