martes, 25 de julio de 2017

ES HORA DE DESPERTAR

No le queda otro camino al pueblo venezolano que el de las calles, cuando los derechos más básicos son atropellados y arrojados al olvido solo queda gritar con el puño en alto LIBERACIÓN, el país hermano se encuentra secuestrado por un puñado de "revolucionarios" cuyo único afán es aferrarse al poder para así engrosar sus cuentas bancarias, para ello mantienen a un títere psicópata en la presidencia, el cuál oye pajaritos con mensajes del más allá, etc., mientras tanto Venezuela se cae a pedazos.

Si bien cada país tiene la libertad de decidir su camino la comunidad internacional no puede permanecer callada ante los abusos que se cometen a diario en las calles de Venezuela donde hasta la fecha han sido asesinados más de una centenar de jóvenes cuyo único delito fue pedir democracia y libertad.

Permanecer en silencio convierte en cómplices a todos aquellos que estúpidamente anteponen una ideológica fracasada a la vida de millones de venezolanos los cuales no logran a acceder a servicios básicos indispensables, salud, educación, alimentación, etc., callarse es sinónimo de complicidad y de muerte, ninguna ideología puede anteponerse a la vida.

Maduro y sus cómplices tienen que dejar en libertad al pueblo venezolano, la comunidad internacional debe acelerar este extremo, América Latina debe unirse ante la barbarie desplegada por el régimen venezolano.

El llamado socialismo del siglo XXI ha fracasado rotundamente, fue sólo un espejismo lleno de mentiras las cuales poco a poco vienen saliendo a la luz, las sombras más profundas se han apoderado de los sueños de millones de latinos, no hay profetas ni mesías  dentro de una maraña de corrupción, sólo hambre, penumbra y desesperación.

LLEGÓ LA HORA DE DESPERTAR.

Marce Miranda Loayza


compartir en facebook compartir en google+ compartir en twitter compartir en pinterest