martes, 22 de noviembre de 2016

LOS SUEÑOS DE JOSÉ EN TIEMPOS DEL SOCIALISMO DEL SIGLO 21

Todos conocemos bien el relato bíblico de JOSÉ, el joven hebreo que por gracia de DIOS podía interpretar los sueños, para hacer el relato corto después de interpretar los sueños del copero y el panadero del Faraón es llevado ante este para dar con el significado de los extraños y recurrentes sueños que  estaba teniendo el soberano egipcio, los cuales perturbaban profundamente su tranquilidad, el resto es historia, siete años de abundancia que anteceden a siete años de hambruna.

En pleno siglo 21 podemos entender a los sueños como señales y signos los cuales perfectamente pueden llegar a ser interpretados con un poco de ayuda que nos brinda la tecnología actual, con todo ello se imaginan a JOSÉ interpretando estas señales y alertando a mandatarios y autoridades en países donde el “socialismo del siglo 21” ha hecho su cuartel, creo sin temor a equivocarme que las reacciones serian totalmente contrarias a las descritas en el relato bíblico.


Los operadores del poder del socialismo del siglo 21 tendrían opiniones contrarias a las de JOSÉ, por ejemplo,  se imaginan la reacción de los amigos de Fidel al escuchar de JOSÉ que en un corto plazo todo un país se quedara sin papel higiénico para poder limpiarse el trasero, primero lo increparían como agente de la C.I.A. el cual sin duda alguna quiere alarmar a la gente para provocar desabastecimiento del artículo mencionado, la reacción de los socialistas seria incluso más perversa al enterarse de que JOSÉ anda señalando que enfermedades erradicadas hace casi un siglo iban a volver a causa de la escasez de alimentos y medicinas, de hecho lo hubiesen encarcelado y silenciado, obviamente no sería un preso político sino un agitador enviado por el imperio para hacer tambalear la revolución implantada por el comandante reencarnado en pajarito.

Tampoco sería del agrado de los socialistas de este nuevo milenio acostumbrados a tener lexus, vestirse con alta costura y pasar un tiempito en New York que el humilde JOSÉ les diga que si no se toman las previsiones necesarias casi todo una país se quedará sin agua por culpa de los malos manejos e indicios de corrupción en las empresas estatales encargadas del suministro  y manejo del líquido elemento,  obviamente los amigos de Marx lo tildarían de "culito blanco", "asesor del imperio", militante de la "derecha cavernaria", sería enjuiciado y desprestigiado por sendas conferencias de prensa por parte del lector de más de 30.00000000000 libros y del amigo preferido del Rally Dakar,    los movimientos sociales afines al gobierno lo declararían "enemigo del proceso de cambio".

Como vemos a JOSÉ no le iría nada bien en tiempos del socialismo del siglo 21 donde los operadores del poder se creen dioses y sus seguidores profetas, no dando lugar a ideas y pensamientos contrarios a su santa palabra.

El socialismo del siglo 21 ha fracasado,  es hora de dar paso a nuevas alternativas,  de lo contrario los siete años de hambruna nos golpearan y lo harán duramente por no tomar precauciones coherentes  y eficaces y porque los socialistas amigos del poder y del dinero se creen dioses cuando no son más que simples y falibles mortales.

Marce Miranda Loayza


compartir en facebook compartir en google+ compartir en twitter compartir en pinterest