viernes, 7 de octubre de 2016

OJO CON LA PIRATERÍA (a propósito de la iglesia católica apostólica nacional boliviana)

compartir en facebook compartir en google+ compartir en twitter compartir en pinterest 

En Bolivia existe libertad de culto,  vivimos en un estado laico lo cual  asegura todos los derechos a la hora de practicar la fé o las creencias que veamos por convenientes, el ejercicio de este derecho esta plenamente asegurado por la Constitución Política del Estado Plurinacional de Bolivia.

Todos tienen el derecho de vivir su fé según su parecer,  para ello existen una serie de "opciones" de donde elegir según gustos,  formas e intereses.

La IGLESIA CATÓLICA no se opone a la libertad de culto,  es más yo diría que ve en ella una oportunidad única para salir al encuentro del prójimo en las "periferias humanas" tal como lo pide el Papa Francisco,  lo que creo que no es correcto y hasta poco ético es ENGAÑAR a la gente haciéndose pasar por una determinada iglesia (en este caso la católica) para captar "feligreses".

La denominada "iglesia católica apostólica nacional boliviana" a venido celebrando una serie de sacramentos "vendiéndolos" como válidos dentro de la doctrina  CATÓLICA, el CATECISMO es claro en este sentido: "Los sacramentos son de la IGLESIA en el doble sentido de que existen por ella y para ella" (Cat.1118).

Este extremo nos lleva a reflexionar sobre algunos puntos, el primero tiene que ver con la INEFICACIA de los sacramentos celebrados por la auto denominada iglesia católica apostólica nacional boliviana, no sólo en el aspecto teológico doctrinal sino también en el aspecto administrativo pastoral, no vaya a ser que incautos feligreses se vean sorprendidos a la hora de querer recibir algún SACRAMENTO dentro de la IGLESIA CATÓLICA (Matrimonio, Bautismo, Confirmación)  y comprueben que los certificados extendidos por la iglesia apostólica boliviana no tiene ninguna validez.  Otro aspecto digno de análisis es la "espiritualidad comodona" que presentan muchos creyentes que prefieren los "sacramentos a domicilio", esto da a pensar que la vivencia de los mismos no es más que un mero trámite social o una especie de "limpia espiritual" seguida de un buen fricase con su respectiva coca cola, la diferencia es clara, la IGLESIA CATÓLICA vive su en comunidad con normativas claras las cuales están destinadas a iluminar el caminar de sus fieles,  un "dios a la carta" con "servicios a domicilio" son características propias de agrupaciones religiosas cuyo único fin es lucrar a costa de la fé de las personas.


Como mencione la libertad de culto esta plenamente asegurada en derecho,  pero creó que el engaño o la PIRATERÍA a la hora de "vender sacramentos" dicen muy poco de la formación teología,  pastoral y ética de los líderes de la denominada iglesia católica apostólica nacional boliviana.

Como fieles de nuestra IGLESIA CATÓLICA debemos ser luz y sal de la tierra,  anunciar el REINO DE DIOS, siendo coherentes con nuestra FÉ, estando siempre alertas para no caer en LA PIRATERÍA o en ENGAÑOS que puedan hacernos tropezar en nuestro camino de salvación.

Marce Miranda Loayza