jueves, 14 de julio de 2016

¿ES MEJOR NO METERSE?

compartir en facebook compartir en google+ compartir en twitter compartir en pinterest compartir en likedin

Uno de los problemas más profundos que tiene nuestra sociedad es la indiferencia, somos ajenos al dolor humano, preferimos pasar de largo ante la injusticia y simplemente optamos por no mirar a la pobreza.

Es mucho más fácil "no meterse", no inmiscuirse y ser simples observadores del dolor o la tristeza ajena, el miedo nos paraliza,  no nos deja actuar y es que en reiteradas ocasiones el buen samaritano termina siendo agredido, perjudicado, blasfemado y hasta asesinado, de este modo nos convertimos en cristianos de bolsillo,  de iglesia y de domingo.

La FÉ nos llama a salir al encuentro del prójimo,  a no pasar indiferentes ante las miserias humanas,  a arriesgar incluso la propia seguridad, a ser profetas en medio del desierto y ser luz en la oscuridad.

Una vida que no se arriesga por otra vida simplemente no vive,  solo pasa indiferente a través de la oscuridad sin ser y sin dar, y es eso justamente lo que la sociedad actual quiere, personas centradas en si mismas, encerradas en su pequeño mundo, ajenas a todo y a todos.


Si no salimos al encuentro del que sufre para quedarnos en el confort del hogar muy posiblemente tengamos más tiempo en nuestra vida terrenal, pero de seguro iremos perdiendo terreno en la vida celestial,  el AMOR no puede ser indiferente o quedarse estancado por miedo o temor, tiene que salir, tiene que arriesgarse, tiene que transformarse en servicio aunque con ello se ponga en riesgo la propia vida.

La vida no trasciende por cuanto tiempo se haya vivido sino por cuanto se haya servido, no seamos meros observadores del dolor, de la injusticia y de la pobreza humana, no descarguemos nuestra cobardía y frustración en las Redes Sociales disfrazado nuestra indiferencia con "likes", salgamos al encuentro del prójimo, seamos vida que trasmita luz y sal de la tierra.

No hay amor más grande que el que da la vida por los demás.

Marce Miranda Loayza