Ir al contenido principal

EL SILENCIO DE DIOS


La experiencia de DIOS siempre resulta difícil y compleja, a tal grado que en el camino de FE del creyente existen más dudas que certezas, si bien se nos dice y enseña que DIOS siempre estará presente entre nosotros esta afirmación muchas veces pierde su validez en las historias cotidianas del ser humano, donde encuentra sufrimiento, soledad, tristeza y fracasos, esto sumado a una sociedad consumista, individualista e inmediatista hace que el creyente se cuestione y con razón sobre la existencia de DIOS o en todo caso si a ESTE le importa lo que pasa en su creación.

El camino de FE al ser cuesta arriba y encima lleno de baches, silencios y soledades construye en el ser humano una especie de coraza que impide que su corazón y su intelecto vean la presencia escondida de su creador, obviamente esta afirmación para la persona que esta sufriendo los golpes y caídas que depara la vida  cae en saco roto, y es obvio, el dolor y el miedo impiden ver a DIOS con claridad.

Ya en el antiguo testamento el salmista clamaba para que DIOS no se calle y que no se quede impasible (Salmo 83), el propio JESÚS en la cruz exclamaba "Dios mío porque me has abandonado" (Mt. 27:46), el ser humano no ha podido comprender que en el silencio es donde justamente podemos encontrarnos con DIOS, lastimosamente nuestra sociedad vive en un estrés permanente, donde lo inmediato es valorado y la paciencia es ignorada, no entendemos por ello que a DIOS le gusta encontrarse con nosotros en el silencio, pero no en ese silencio pasivo ligado a un no importismo, todo lo contrario, DIOS se encuentra con nosotros en ese silencio armónico donde la creatura se encuentra con su creador, el silencio de DIOS nos invita a encontrarnos con EL no solo en el dolor de la Cruz, sino en el gozo de lo trascendente, de lo importante, y a la vez con ello logra que el ser humano también se encuentre consigo mismo, pues el barullo de nuestra sociedad  no solo nos impide escuchar al prójimo, la mayoría de las veces nos impide escucharnos y encontrarnos a nosotros mismos. DIOS habla en el silencio, es más, yo me atrevería a afirmar que DIOS nos grita en el silencio, que EL esta ahí presente, esperando, dándonos ánimos,  cimentando en el silencio una FE fuerte, duradera y esperanzadora.

Ahora bien si vemos con detenimiento la maravilla de la creación veremos que el silencio de DIOS viene acompañado de música y belleza, lastimosamente nuestros ojos se han vuelto ciegos ante tales maravillas, ya no vemos con los ojos del corazón, los medios de comunicación nos han hecho creer que el éxito y la felicidad  vienen de la mano con el poder y el dinero, ya no escuchamos el lenguaje de la naturaleza, hemos perdido la gracia de observarla y escucharla, y por si fuera poco tampoco ya escuchamos a nuestro prójimo, en especial al que sufre y es marginado, pregunto ¿Cómo vamos a poder escuchar a DIOS que no lo vemos, si a nuestro prójimo que si lo vemos no lo escuchamos?, creo que poco a poco nos estamos volviendo analfabetos en el lenguaje simple y sencillo del amor.

Dios guarda silencio, pero jamás se queda callado, ahora depende de cada uno saber encontrar y discernir ese lenguaje sencillo del amor con el que nos habla DIOS, los milagros si existen, siempre y cuando luchemos por ellos, en ese sentido el silencio de DIOS es la puerta a la trascendencia y a la felicidad, solo debemos aprender a escuchar.

El que tenga oídos que oiga……




ARTÍCULOS MÁS VISTOS

REZAR NO ES RECITAR, ES MEDITAR

Para hablar con DIOS solo se necesita un poco de FE, el corazón humano encuentra en la oración ese bálsamo que calma ausencias, tristezas y que a la vez calma la euforia en medio de alegrías, la oración es donde el ser humano se entrega a DIOS  presentándole su corazón a plenitud.
Existen varias formas de oración,  la personal, esa que brota del corazón, donde las palabras emanan desde lo más profundo del alma, expresando de forma única y personal todo aquello que se se anhela y todo aquello por lo que se da gracias.
Los rezos, si bien son palabras preestablecidas las cuales muchas veces son repetidas una y otra vez tienen el plus de que entre ellas el alma humana va templando  paciencia, entrega y contemplación, paciencia porque las expresiones personales aprenden a esperar su turno, entrega, porque en rezos como el del Santo Rosario el creyente poco a poco va entregando su corazón ya que en cada meditación  va dejando de lado sus propias necesidades para rezar por intenciones universa…

SIN CRUZ NO HAY SALVACIÓN

En este último tiempo se viene queriendo reducir al cristianismo a simples palabras bonitas salidas de recetas color rosa, cuya única finalidad es la de endulzar el alma y el corazón humano como si se tratasen de algodones de azúcar, disfrazando al Evangelio de arlequín y a la salvación de un clown.
Si bien las palabras dulzonas muchas veces caen justas y acertadas no se puede simplificar al Evangelio como un cúmulo de palabras bonitas puesto que la salvación que JESÚS nos dio no fue dada por medio de frases prefabricadas de auto ayuda ni de superación, fue pagada con su sangre en la CRUZ.
El creyente que solo ve en el Evangelio a un lindo libro de auto ayuda nunca va a encontrar en sus páginas la grandeza y el alcance del sacrificio de JESÚS en la cruz, la salvación no es producto de un conglomerado de frases de superación, el dolor y la crueldad de la crucifixión no pueden ni deben ser olvidados, la CRUZ es sinónimo de AMOR, por ende tratar de suplantarla con palabras rosa de amor y p…

¿COMO SERIA UNA NAVIDAD SIN SANTA CLAUS (PAPA NOEL)?

Con la llegada inminente de la Navidad uno puede llegar a empaparse del ambiente festivo que existe en gran parte de las ciudades del mundo; siendo la figura  principal en la gran mayoría de los anuncios publicitarios, adornos y motivos navideños:  Santa Claus ó Papa Noel (según el lugar),  pero cómo seria una navidad sin Santa Claus.

Como primera consecuencia de la no existencia de Santa Claus veríamos como dos de las grandes trasnacionales de bebidas gaseosas (Coca Cola y Pepsi) tendrían serias bajas en la venta de sus productos ya que estas dos empresas usan como icono publicitario principal a la regordeta figura  en sus campañas navideñas, con la única diferencia de que en una se viste de rojo y en la otra de azul, otra de las consecuencias más notorias seria que las niñas y niños del mundo cristiano no verían a esta figura en cuestión como el principal actor de la navidad, dejarían de imitar el famoso jo, jo, jo, y no pondrían todas sus esperanzas y anhelos en este personaje fict…