lunes, 12 de enero de 2015

TELEFERICO, URBANISMO Y RACISMO

La inauguración del teleférico en la ciudad de La Paz en sus líneas amarilla y verde no solo trajo un toque de modernidad y paisaje a nuestra urbe también trajo consigo la unión de dos realidades que se encontraban distantes entre si, hablo específicamente de la zona sur de la ciudad de La Paz y la ciudad del Alto, ahora con la implementación del teleférico las distancias y los tiempos entre ambas ciudades se han visto reducidos considerablemente, hasta aquí no tendría que existir ningún tipo de observación o problema, pero para muchos “facebookeros” amantes de los "buenos modales" y el “urbanismo” pareciera que si pues elevaron sus airadas protestas por la visita de cientos de “alteños desconsiderados”
que se atrevieron a ensuciar su tan amada, limpia y supuestamente ordenada zona sur, más específicamente el barrio de Irpavi donde se encuentra el famoso Mega Center, inclusive muchos de estos “activistas” de las buenas costumbres se dieron el lujo de subir varias fotos en las redes sociales donde se muestra a varias personas provenientes de la ciudad del Alto sentadas apaciblemente en el piso del mall en cuestión, otros simplemente elevaros su disconformidad por la “invasión alteña” al Megacenter poniendo como excusa que su discrepancia hacia la presencia de estos ciudadanos BOLIVIANOS en dicha zona no tenia nada que ver con el racismo sino más bien con el urbanismo y las “buenas costumbres”.

Para empezar esta pequeño análisis es necesario puntualizar que en Bolivia existen leyes que penalizan cualquier tipo de discriminación y racismo y especifican puntualmente que todos somos iguales ante la ley, por ende el uso de espacios públicos (como el megacenter) esta garantizado para todos los bolivianos por igual, dicho esto tratare de desmenuzar la supuesta armonía y buen convivir de los vecinos de la zona sur.

Gran parte de las quejas por la “poca educación” de los visitantes alteños se debió a la publicación en las redes sociales de varias fotos donde se evidenciaba la presencia de estos visitantes inesperados sentados apaciblemente en los pasillos del mall, seria buenos recordarles a estos supuestos fans de las buenas costumbres y urbanismo que en especial los días miércoles donde la entrada a los cines es 2 * 1 el famoso “mega” se encuentra atiborrado de adolescentes y jóvenes, a muchos de ellos se los puede ver felizmente sentados no solo en los pasillos del megacenter sino también en los alrededores del mismo, lo curioso de esto es que antes nadie había elevado sus quejas sobre esto y es obvio ya que los que se sentaban en pasillos y aceras eran adolescentes y jóvenes de test blanca, a ellos no hay porque sacarles fotos ni  mucho menos presumir  de buenos modales en las redes sociales.

Otra de las quejas de los “urbanistas” y seguidores de las “buenas costumbres” es la cantidad de basura que los maleducaos vecinos alteños  dejan en los alrededores del Megacenter, lo curioso es que los activistas de la urbanidad jamás se quejaron cuando en épocas carnavaleras varias fraternidades de caporales hacen sus recorridos por toda la zona sur dejando no solo una buena cantidad de basura por las calles sino también latas de cerveza vacías por todas partes, pero obvio, eso no es ir contra las “buenas costumbres” o el “urbanismo” a eso le llaman “cultura”, tampoco leí ni escuche quejas de estos “cultos facebookeros”  por las grandes farras que le pegan semana tras semana varios jóvenes en la meseta de achumani, también en la zona sur, situación que ya a dejado varias decenas de muertos por accidentes de transito por conducir en estado de ebriedad, de esto nadie se queja ni saca fotos, tampoco leí quejas ni  indignaciones por las fiestitas que se gastan adolescentes y jóvenes en épocas de carnaval, en especial en el barrio de los pinos, también en la zona sur, donde miles de jóvenes "farrean" TRES DÍAS SEGUIDOS no solo dejando como saldo peleas, escenas obscenas en plena vía publica, sino también una gran cantidad de basura por todo el barrio, pero eso pareciera que no es malo en si, es solo “sana diversión”.

Dejemos de disfrazar de urbanismo y buenos modales al racismo que todavía existe en nuestros corazones, no tratemos de justificar nuestras taras mentales con supuestas buenas costumbres, recuerden que JESÚS mismo camino descalzo por toda palestina, era pobre, no tenia donde sentarse, inclusive señala el evangelio, “El Hijo del Hombre no tenia donde descansar su cabeza”, olía mal, olía a oveja, olía a amor, recuerden que todos somos Hijos de DIOS y por increíble que parezca nuestros hermanos alteños no necesitan que los vecinos bien educados de la zona sur les enseñen como utilizar sus espacios, necesitan aceptación, inclusión y amor como todos nosotros.

Todo esto lo escribo desde la zona sur, concretamente desde el barrio de Irpavi donde vivo en la actualidad.


Ah y para el problema de la basura la solución es simple, poner basureros más grandes ya que la afluencia de público se a duplicado desde la inauguración de la línea verde del teleférico.