miércoles, 20 de noviembre de 2013

EL DIABLO ES MÁS PENDEJO III

La Iglesia católica en particular siempre fue puesta bajo la lupa de la opinión pública casi desde sus inicios, esto por muchas razones, no se puede negar que la soberbia, el abuso y la autosuficiencia muchas veces demostrada por miembros tanto laicos como religiosos del catolicismo han llevado a esta a ser odiada y rechazada por muchos, por otro lado tenemos el indudable liderazgo moral que esta ejerce dentro de la sociedad en general, lo que hace que cualquier error u opinión sea escrutado con el mayor de los rigores, en este sentido los aciertos son minimizados y los errores agrandados, lo cual contribuye a que los fieles vayan dándole la espalda a la Iglesia poco a poco

Pero esto no es todo, dentro de la misma iglesia existen un sin fin de corrientes que muchas veces más que acercarnos al evangelio y a una vida en santidad nos alejan de esta y en definitiva de DIOS mismo, no vamos a descubrir nada si se habla de intereses económicos ligados al poder y al dinero más que a CRISTO, tampoco se puede negar el numeroso numero de malos sacerdotes y clérigos que por años han cometieron abusos atroces a menores de edad, de esto ya se hablado mucho y de seguro se seguirá hablando por años, es indudable que estos pecados, más bien dicho delitos han alejado a miles de fieles de los templos y del ceno mismo de la Iglesia Católica.

Otra forma eficaz y a la vez muy sutil de alejar al ser humano de la Iglesia es encandilando a los fieles con falsos profetas, videntes o mensajes dados a personas supuestamente elegidas por la divinidad para divulgarlos, de esto ha existido mucho dentro de la historia del cristianismo, esto con el fin sublime de engañar y confundir a los fieles que en sus ansias de encontrarse con DIOS se aferran a falsas esperanzas, las cuales asegurar “atajos” hacia el encuentro con la divinidad, lastimosamente muchos de estos videntes tienen el único afán de lucrar con la FE de los creyentes, vendiendo sus “libritos” o métodos para encontrase verdaderamente con la voluntad de DIOS, uno al leer esto pensaría primeramente en los lideres de sectas o movimientos pseudo-religiosos, pero no, muchos de estos “videntes” o mensajeros de la divinidad se encuentran dentro de la misma Iglesia Católica, ojo, no me refiero con ello a los Santos y Beatos reconocidos dentro del catolicismo que con sus obras y milagros han encaminado los pasos del cristianismo por siglos, sino a los pseudo profetas que tergiversan el evangelio de tal manera que lo sacan de contexto para amoldarlo a sus “mensajes” y “doctrinas”, confundiendo de tal manera al creyente el cual muchas veces deposita más su FE en estos personajes que en DIOS mismo. En esto tenemos varias gamas de estafadores de la fe, supuestos estigmatizados, videntes que escriben libritos llenos de argumentos mágicos más parecidos al new age que al evangelio, en ellos encontramos desde seres angelicales medio extraños, hasta “revelaciones” que supuestamente tienen como fin “complementar” el mismísimo evangelio. Por increíble que parezca existe una gran corriente de estos “personajes” dentro de nuestra Iglesia con muchos seguidores de por medio y con ello otra vez tenemos un buen numero de fieles que al verse encandilados por estos “escogidos por Dios” se alejan del verdadero Evangelio.

Como vemos el Diablo sigue siendo más pendejo que nosotros, se vale de cualquier modo para aplacar la voz y la FE de la Iglesia, mientras que muchos andan buscando el mal en diabólicas posesiones o lugares embrujados, el “maloso” se divierte engañándonos como a niños mostrándonos un camino falso hacia DIOS, donde los supuestos “elegidos” cobran más importancia que el mismo JESÚS, es necesario comprender, entender y tener la certeza de que en el EVANGELIO se encuentra la revelación total de DIOS hacia los hombres en la persona de JESUCRISTO, EL HIJO DE DIOS, este no necesita complementos ni “adendas” de videntes elegidos, ni de mensajitos  melosos repartidos semanalmente, por increíble que parezca estas cosas alejan al creyente de la FE verdadera fundada en JESUCRISTO, para convertirla en una suerte de creencia mágica donde el vidente o el mensajito pesa más que el EVANGELIO.

La verdadera FE se basa en CRISTO no en el vidente o en el mensaje, pero como ya dije, el diablo es más pendejo y utiliza y muy bien a estos falsos profetas para cegarnos con la imagen engañosa de la fe que nos muestran….el que tenga oídos que oiga...