domingo, 19 de mayo de 2013

GUERRA AVISADA NO MATA SOLDADOS (otra vez Evo)

Tras la promulgación de la Nueva Constitución de Bolivia el 22 de enero de 2009, el aparato de comunicación del Gobierno del MAS se ha encargado de promocionar esta fecha en cuestión como la Creación del Estado Plurinacional de Bolivia con feriado incluido, como si se tratase de una efeméride patria con Evo Morales como el gran fundador de una nueva nación, pero bueno, no es de eso de lo que se trata esta pequeña reflexión, para la aprobación de la Nueva Constitución el oficialismo del presidente Morales supuestamente había pactado con miembros de la oposición para que en el Congreso se de vía libre a la modificación de varios artículos que no pudieron ser revisados en la Asamblea Constituyente, para ello el presidente Morales dio a conocer su voluntad y palabra de no presentarse a una reelección por el bien de la democracia boliviana, cuatro años después la Asamblea Plurinacional sanciona mediante ley la posibilidad de una nueva reelección de Morales apoyados en un dictamen medio raro del tribunal constitucional, entre aplausos, vítores y extrañamente entre manifestaciones, dinamitazazos y con un raro bajo perfil se vulnero la constitución y sus principios.

Todo lo señalado con anterioridad no es algo que debiera llamarnos al asombro ya que no creo que en la mente de ningún político haya pasado por la cabeza que el Presidente Morales no iba a presentarse a una nueva reelección, no seamos ingenuos, desde la promulgación misma de la Nueva Constitución del Estado Plurinacional de Bolivia, todos, pero absolutamente todos sabíamos que esto sucedería, por ende rasgarnos las vestiduras como doncellas ofendidas es tonto y encima inútil.

La reelección es algo que se venia venir hace años simplemente porque la gestión del MAS esta alineada al mal llamado socialismo del siglo 21 el cual tiene como constante la eternización de sus lideres cuadillos en el poder político, lo que me pregunto es porque la supuesta oposición no trato de generar nuevos lideres con nuevas ideas y visiones para que estos sean capaces de hacerle frente a Morales?, porque no se busco una unión de fuerzas políticas dejando de lado mezquinos intereses individuales para de esta manera dar una alternativa real y tangible al pueblo boliviano?, lastimosamente vimos con repugnancia y tristeza como los asambleistas opositores se peleaban entre si por cargos y posiciones que les dieran mayores ingresos a sus bolsillos, observamos de igual manera como supuestos opositores le dan una manito solapada al gobierno y como otros se dedican más al chisme político en la redes sociales que en generar ideas y propuestas, algunas niñas mimadas y malcriadas creen que con sus pataletas va a ganar simpatizantes para su afán electoralista, inclusive algunos amigos del separatismo terrorista quieren hacernos creer con alianzas y abracitos que ellos son la solución al totalitarismos del MAS, como vemos se perdieron cuatro valiosos años en los cuales se pudieron construir nuevas ideas y opciones para ofrecerlas al pueblo boliviano, pero no fue así, la mezquindad de los políticos vengan de donde vengan pudo más que el servicio y la entrega a los demás.

Guerra avisada no mata soldados, en este sentido no entiendo como fue posible que simplemente no se hiciese nada para ofrecerle al país una alternativa al supuesto socialismo de Morales, las pataletas de los opositores en la asamblea plurinacional por lo menos para mi dan lastima, son malcriadeces de gente falta de ideas y de visión, llenos de rencor y de incapacidad, podemos buscar y re buscar en el país y no encontraremos a ningún líder que sea capaz de hacerle frente al MAS, por ende en las próximas elecciones presidenciales Evo Morales la tendrá fácil, y de seguro que muchos de sus allegados ya deben estar pensando inclusive en una nueva re-re-reelección, y es que el poder siempre genera ambición.

Espero que por el bien del país e inclusive del mismo gobierno del MAS surja una oposición con lideres claros que aporten con ideas y propuestas y no con peleitas y berrinches televisivos.