sábado, 23 de marzo de 2013

PARA CAMBIAR EL MUNDO COMIENZA PRIMERO POR TI

Con la elección de Jorge Bergoglio como el Papa Nº 266 de la Iglesia Católica, todos los medios de comunicación seculares han destinado sendos espacios para analizar de una u otra forma los que según ellos son los grandes desafíos de la Iglesia para este Siglo 21, según estos, los puntos centrales a los que debe abocarse el nuevo pontífice son:

1.- El matrimonio homosexual, 2.- El aborto, 3.- Las finanzas del Vaticano, 4.- El matrimonio de sacerdotes y clérigos, 5.- El sacerdocio de mujeres., 6.- Las divisiones dentro de la curia y la Iglesia misma

Muchos han ido especulando sobre la posición que debería tomar del Papa Francisco sobre estos puntos, algunos lo consideran conservador y dogmático, otros lo ven como un reformador moderado y no a faltado alguno (como de costumbre) que simplemente lo a atacado tildándolo de ser un aliado de la dictadura argentina allá por la década de los 70, para aterrizar un poco y siendo coherentes con la FE que decimos profesar analicemos los puntos que andan dando vuelta por los medios de comunicación:

El matrimonio homosexual.- La sociedad contemporánea ha venido generando una serie de nuevas tendencias en todo sentido las cuales no siempre van de la mano con preceptos morales reconocidos históricamente, el relativismo y el individualismo han ido ganando terreno construyendo una sociedad hedonista la cual solo busca el reconocimiento de su propio placer, para muchos de los llamados “progresistas” el reconocimiento del matrimonio homosexual es imperativo para la construcción de derechos igualitarios para las personas que conviven en parejas del mismos sexo, piensan equívocamente que esta igualdad de derechos en lo que refiere al matrimonio homosexual seria un gran paso para la construcción de una sociedad mas justa, pues bien solo basta recordar a San Pablo en la Primera Carta a los Corintios, 6: 9 – 12, “Todo me es lícito, más no todo me conviene, todas las cosas me son lícitas más yo no me dejare dominar por ninguna”, en este sentido no porque la sociedad actual considere un signo de apertura y progreso la unión en matrimonio de personas del mismo sexo, la Iglesia tenga que avalar y apoyar dicho extremo, ahora bien, es necesario ser claro y justo en la relación de la Iglesia con las personas homosexuales, a estas jamás se les debe negar el derecho de poder amar y ser amados, de ser personas y de expresar sus sentimientos y emociones, tampoco se las debe tratar como portadores de algún tipo de enfermedad o algo parecido, en todo caso el desafío esta ahí, en construir una adecuada pastoral que sea capaz de responder a las personas homosexuales sin caer en las tendencias hedonistas de nuestros tiempos.

El aborto.- Para la Iglesia el aborto es la muerte provocada del feto en cualquier momento del embarazo, muchos abortistas ven esta posición como retrograda y poco adecuada para el siglo 21, inclusive varias agrupaciones entre ellas “católicas por el derecho a decidir” vienen defendiendo el derecho de la mujer sobre su cuerpo en el caso de que esta quiera abortar, la sociedad occidental, la cual supuestamente es la más evolucionada y conciente en lo que refiere a la vida y los avances de la ciencia de manera incomprensible e irracional viene apoyando una cultura de muerte que le genera algunos milloncitos por ahí antes que a la vida, pues bien, La Iglesia no ve y déjenme decirles que jamás vera el aborto como una opción valida por una simple razón la vida es y será siempre considerada sagrada, nadie tiene el derecho de matar a un ser humano, y pues donde queda el famoso derecho a decidir que dicen pelear los grupos abortistas, a mi parecer este derecho debería ser ejercitado antes de tener relaciones sexuales prematrimoniales, pues en la mayoría de los casos los embrazaos no deseados son resultado de un momento de “calentura” el cual sucede justamente por no ejercer ese derecho de decidir sobre su cuerpo, un simple NO bien dicho acabaría con miles y miles de embarazos no deseados, cada mujer es dueña de su cuerpo, por ende, decir que simplemente metió la pata y prefiere deshacerse del problema como si se tratarse de basura no me parece justo, no solo para la mujer que indefectiblemente sufrirá por la acción de abortar sino también por los niños o niñas que llegan a ser victimas inocentes e indefensas de la irresponsabilidad, en esto el código civil boliviano que data de hace mas de 50 años es increíblemente sabio, reza así “al concebido se lo tiene por nacido para todos los derechos que sean necesarios”, en caso de violaciones la situación es más compleja, no existe una salida fácil para el asunto, en todo caso nos encontramos ante dos victimas de una acto terrible, por lo menos para mi salvaguardar a ambos debería ser primordial no solo para la Iglesia sino también para la sociedad, la muerte nunca será la respuesta ante el dolor, repito la vida en si es sagrada ya que es el sacramento más grande que Dios mismo nos regalo.

Las finanzas del Vaticano.- Sobre este tema se han tejido un sin fin de leyendas negras las cuales han ido construyendo en el imaginario popular la falsa idea de que el vaticano esta construido sobre cimientos de oro, que existe una bóveda llena de doblones o monedas de oro y que el Papa es una especie de Rico MacPato que todas las noches se lanza a nadar entre los tesoros ocultos de la curia, otra historia altamente publicitada es la del tristemente celebre Banco Ambrosiano el mismo que quebró en 1982, este banco estaba conformado por capitales privados, muchos de ellos ligados a la mafia italiana, de este lamentable suceso ya han pasado 30 años, y por increíble que parezca para muchos medios de comunicación y para el acervo popular esta entidad bancaria sigue vigente y en perfecto funcionamiento, ni que decir sobre los números rojos que siempre dan las finanzas vaticanas, para los medios seculares este balance en rojo es sinónimo de desfalcos y enriquecimientos ilícitos, pues bien, las finanzas del Vaticano históricamente siempre han estado en déficit, esto por una simple razón, La Iglesia tiene por norma donar grandes cantidades de dinero para obras de carácter social, es más, siempre es la primera en hacer llegar sus donaciones en caso de catástrofes naturales, obviamente los medios de comunicación seculares tampoco saben o no quieren saber sobre el aporte a nivel mundial de la Iglesia en materia de salud y educación, solo como muestra les dejo el dato que más del 60% de enfermos de VIH SIDA son tratados gratuitamente por hospitales y entidades dependientes de la Iglesia Católica, por estas razones los números del Vaticano están y siempre estarán en rojo para la Gloria de Dios.

El matrimonio de sacerdotes y clérigos siempre ha estado en el tapete para los medios seculares y/o sensacionalistas, para estos señores la causa de los delitos de pedofilia y pederastia es justamente el celibato de sacerdotes, inclusive se ha señalado que la castidad es antinatural y por ende el sacerdote al ser “obligado” a ser casto puede llegar a cometer los crimines mas horrendos que puede imaginarse el ser humano, pues bien, es necesario aclarar algunas cosas, primero, lastimosamente la mayor cantidad de violaciones a menores de edad se dan en el ceno de la familia, las niñas y niños son victimas en primera instancia de sus propios familiares en línea directa, luego tenemos una inmensa cantidad de estos delitos dentro de las iglesias evangélicas no tradicionales y después dentro del ejercicio profesional de médicos y profesores, con esto no trato ni mucho menos de relativizar los terribles delitos cometidos por malos sacerdotes que utilizando su condición de pastores de FE cometieron delitos horrendos hacia los más pequeños, estos señores ni duda cabe deben ser juzgados con todo el peso de la ley y definitivamente ser expulsados de la Iglesia, pero también hay que ser justos, los medios de comunicación juzga con todo a la Iglesia y se olvida de la miseria en que se desenvuelve nuestra sociedad llena de pornografía y prostitución, como segundo punto es necesario aclarar que a los sacerdotes NO SE LOS OBLIGA A SER CELIBES, estos aceptan esta condición como entrega a DIOS de manera voluntaria, sin presión alguna, el sacerdote célibe no es una persona sin amor, es realidad tiene mucho amor para dar y no solo a una persona sino a toda una comunidad, ahora también creo necesario que los laicos comprometidos con su IGLESIA tengan mayor participación dentro de esta y ejerzan su laicado como una forma de vida de manera activa dentro la comunidad.

Otro tema que siempre sale a la palestra es la ordenación sacerdotal de mujeres, para empezar es necesario denunciar con firmeza que vivimos en una sociedad enteramente machista, la cual ve a la mujer como un simple objeto, de otra manera no se entenderían las escandalosas estadísticas de feminicidios que se dan a nivel mundial, culpan a la Iglesia de no abrir espacios para la mujer (cosa que es una total mentira), pero no miramos como vamos como sociedad, por ejemplo, cuantas mujeres ejercen la presidencia de sus respectivos países, cuantas mujeres gerentes de transnacionales hay en la actualidad, tachar a la Iglesia de retrograda y machista es ser hipócrita, primero veremos como andamos por casa para ver si podemos o no lanzar la primera piedra, también creo justo aclarar que nuestra Iglesia tiene una participación activa de millones de mujeres que día a día dan su vida por la Iglesia de Cristo sin mayor reconocimiento, como simple anécdota es curioso ver en diferentes misas a ministras de la Eucaristía que al momento de dar la comunión no tienen una gran afluencia de personas mientras que el sacerdote celebrante tiene delante una enorme fila de fieles los cuales al parecer prefieren recibir la Hostia Consagrada de manos del sacerdote que de las manos de una mujer, la sociedad hipócrita en la que vivimos exige mujeres sacerdotisas por lo menos yo prefiero exigir respeto, amor e igualdad laboral para las mujeres.

Las divisiones dentro de la Curia y La Iglesia.- En las ultimas semanas han aparecido un sin fin de conjeturas medio falseadas sobre los famosos “vatiliks”, los cuales supuestamente estarían llenos de intrigas y divisiones dentro de la Iglesia y en especial dentro del colegio cardenalicio y la curia, pues déjenme decirles que es cierto, pero no en el mal sentido, la Iglesia en todos sus niveles no es una aldea de pitufos los cuales andas desparramando amor por todo lado o un conjunto de teletuubis los cuales lo único que hacen es repartir abrazos a diestra y siniestra, la Iglesia esta conformada por seres humanos los cueles piensan y sienten diferente sobre determinados temas, por ende es normal que haya diferencias de opinión, es normal que existan discusiones, es de esta manera que nuestra Iglesia ha crecido siglo tras siglo, con sombras y luces, entre el amor y el pecado, las divisiones, conflictos y hasta desencuentros siempre estarán dentro de la Iglesia, por ello es necesario constantemente recordar que DIOS escribe recto en líneas torcidas.

Como vemos, los retos que supuestamente tiene que afrontar el PAPA FRANCISCO más que retos de la Iglesia misma son reflejos de nuestra sociedad hedonista e individualista, que construye castillos de naipes sobre arena mojada, CRISTO va a seguir caminando a lado de su PUEBLO, por el camino angosto, el que conlleva espinas y piedras pero que finalmente nos llevara a la vida eterna.