domingo, 11 de noviembre de 2012

TONTO - CENTRISMO

“Después de esto vi bajar del cielo a otro ángel. Era tan grande su poder, que toda la tierra quedó iluminada por su resplandor.Gritó con voz potente:¡Cayó, cayó la Gran Babilonia! Se ha convertido en guarida de demonios, en refugio de espíritus inmundos, en nido de aves impuras y asquerosas;porque con el vino de su prostitución se han emborrachado todas las naciones; los reyes de la tierra pecaron con ella, y los comerciantes del mundo se hicieron ricos con ella, pues era buena para gastar” (Apoc. 18: 1,3)


Con la cita bíblica que antecede a estas palabras no busco ni mucho menos entrar en el juego de las predicciones apocalípticas ni tampoco pretender afirmar la pronta llegada del fin del mundo, esas estupideces se las dejo a los supuestos pastores que viven y muy bien de la predica y escritos del juicio final, como vemos mi intención es otra.

Estos últimos días quede bastante sorprendido al ver en los medios de comunicación una especie de gringo – centrismo, en primer lugar la parafernalia desplegada para la llegada del huracán Sandy, el cual supuestamente arrasaría con toda Nueva York, cámaras digitales, enviados especiales, etc., daban reportes constantes sobre el huracán en cuestión, en muchos casos con visones cuasi apocalípticas, la cuestión es que una gran mayoría de los medios que daban cobertura a este fenómeno climatológico lo hacían solamente desde el punto de vista norteamericano olvidándose que dicho huracán había pasado previamente por Cuba y Haití, es más, en este ultimo luego del paso de Sandy se declaro crisis alimentaria, pero no, todo parecía girar en torno a las costas de Nueva York, lo demás simplemente estaba de mas.

Luego del paso de Sandy una gran mayoría de los medios de comunicación literalmente nos bombardearon con las elecciones presidenciales en EEUU, desde largos análisis sobre quien o cual seria mejor presidente para toda la región o los tildados ejemplos de democracia que supuestamente nos dan nuestros amigos gringos, que estos  se den a si mismos el titulo de abanderados de la libertad o que su presidente es el “líder del mundo libre” pues es cosa de ellos, cada quien puede creer las estupideces que uno quiera, pero que se nos intente hacer creer esta bola de mentiras cae no solo en lo ridículo,  también se convierte en  en una agresión a nuestra inteligencia y principalmente a nuestra dignidad.

Como vemos, se nos trata de hacer creer por todos los medios que el destino de EEUU va ligado directamente al nuestro, que ellos son los guardianes de la paz y de la justicia, y que viviendo como ellos con todo lo que esto conlleva podríamos llegar a vivir el tan ansiado “sueño americano”, ahora bien, siendo sincero no creo ni pienso que los Estados Unidos sea la gran ramera del Apocalipsis o la Babilonia mencionada en el Libro de Las Revelaciones, es más, no creo que ningún lugar físico pueda llegar a tener las características del lugar bíblico, lo que si creo en definitiva es que estas escrituras van ligadas a la ambición de poder, de dinero, de soberbia, esas son en nuestros tiempos las verdaderas rameras del Apocalipsis.

La búsqueda de la riqueza o las ansias de poder ilimitado por siglos han ido quitando el sueño y la paz al ser humano, ya que el dinero en exceso tiende a llamar a más dinero, es decir que la ambición de poder y riquezas muy pocas veces queda aplacada, esto hace que el ser humano viva en angustia constante, no encuentra paz y vive en una eterna inseguridad, pues bien, en este sentido todos, absolutamente todos podemos ser la gran ramera del Libro de las Revelaciones, solo basta creernos el centro del universo y con ello aprovecharnos de los demás generando con ello dolor y angustia, si bien estas ultimas semanas hemos vivido un gringo – centrismo muy marcado no debemos olvidar que muchos, pero muchos lideres en la actualidad también piensan que son el ombligo del mundo, en este aspecto también tenemos un Chávez _ centrismo, un Correa – Centrismo y un Evo- centrismo, todos ellos con ansias de poder ilimitado y con un mesianismo ligado a la ignorancia., como vemos en todas partes de cuecen habas.