miércoles, 22 de agosto de 2012

LE TEORIA DEL MIEDO Y LA MUERTE DE LA FE


Vivimos en una época donde el miedo se ha convertido en el motor que mueve la sociedad en su conjunto, el ser humano a llegado a basar su vida, su fe y sus esperanzas en el temor, este no es un fenómeno nuevo ya que desde los inicios de la humanidad el temor ha venido acompañando al hombre en todas sus decisiones, la diferencia radical consiste en que en la actualidad los medios de comunicación se han encargado de convertir el día a día en un manojo de nervios, me explico, no es para nada extraño ver en noticieros, documentales, películas, periódicos y libros un sin numero de preconceptos los cuales están destinados a dirigir y manipular el pensamiento humano, con el único afán de conseguir algún tipo de control, sea este comercial en el sentido de comprar ciertos tipos de productos, o de control de opinión, el cual tiene como fin encausar o direccionar pensamientos, opiniones y hasta miedos hacia temas o circunstancias especificas, es lo que Bourdieu llamo “Violencia Simbólica”.

Este tipo de violencia es utilizada de manera sublime, casi imperceptible, por lo cual el ser humano no la identifica directamente, es más la acepta y la toma como una verdad casi indiscutible produciendo reacciones reales sobre los que la padecen, por ejemplo, los famosos y múltiples documentales con imágenes de dudosa procedencia que aseguraban que en las alcantarillas de Nueva York existia una especie de “súper rata” de tamaño descomunal, varios años después de estas presentaciones en la televisión seguidas de sendos artículos en los principales medios escritos de EEUU, nadie duda de la existencia de dichas ratas, es más, muchos aseguraron haberlas visto, lo que resulta curioso es que en la actualidad no exista ni la más minima prueba de la existencia de dichos roedores.

Luego del 21 de Septiembre de 2003, todos los medios de comunicación literalmente nos bombardearon con imágenes desgarradoras de los atentados de las Torres Gemelas, seguidas de declaraciones llenas de miedo, afirmaciones sobre la inminente llegada del Apocalipsis y de la maldad natural de los musulmanes, en el ámbito comercial se vendieron y se siguen vendiendo paracaídas pequeños para saltar de edificios altos tras algún ataque terrorista, ni que decir de las mascaras de gas para soportar la “inminente” llegada del terrorismo biológico o para el asombro de los que nos decimos inteligentes la venta de “Bunkers” capaces de soportar según sus promotores la pronta llegada del fin del mundo, en el plano político – económico prácticamente se “formateo” a toda la sociedad para que esta viva en constante miedo, desconfianza, temor, soledad e indiferencia, se nos trata de hacer creer hasta el cansancio que las guerras disque contra el terrorismo son la solución única y definitiva para dejar de vivir con temor, pero por si fuera poco nos bombardean con falsas crisis económicas las cuales están destinadas a “quebrar” a muchos para el beneficio de unos pocos, todo esto deriva en una sociedad llena de miedo, con pocas esperanzas y casi nada de Fe, esto se convierte en terreno propicio no solo para las manipulaciones mediáticas antes mencionadas, sino también para varios “piratas de la fe” los cuales basan sus predicas y enseñanzas en el temor, obteniendo con ello millones de dólares en ganancias anuales.

Se nos ha estado enseñando a vivir con miedo, ya que este es el mejor medio para manipular a las personas, pero para que esto termine siendo realmente efectivo los mismos medios de comunicación se han encargado de lanzar ataques constantes a instituciones tradicionales con bases de FE, es así que el cristianismo es muchas veces cuestionado, humillado y hasta menospreciado por estos medios que se han vuelto especialistas en construir intrigas y mentiras en torno a la FE, en especial al CATOLICISMO, ya que este es altamente peligroso para sus fines, pues quiérase o no la voz del PAPA y de los creyentes CATOLICOS sigue teniendo su peso en la opinión mundial lo que resulta contraproducente para todos los seguidores y amantes del TOTALITARISMO.

Es así como se viene aplicando la TEORIA DEL MIEDO, para que esta produzca LA MUERTE DE LA FE, ya que una sociedad con miedo y sin fe es en definitiva más fácil de controlar, de manipular, de someter.

Es hora de despertar como humanidad, el miedo no puede aplacar nuestra capacidad ilimitada de amar y por ende nuestra capacidad infinita de tener FE, es necesario utilizar nuestra sana critica para evitar “tragarnos” todas las mentiras y basuras que nos muestran día con día, es hora de despertar y decir BASTA, basta de mentiras, de engaños, de guerras, a llegado la hora de AMAR y de CREER.