Ir al contenido principal

ANTES DE QUE EL GALLO CANTE

Jesús le dijo: De cierto te digo que esta noche, antes que el gallo cante, me negarás tres veces. Pedro le dijo: Aunque me sea necesario morir contigo, no te negaré. Y todos los discípulos dijeron lo mismo (Mt. 26: 34 – 35)



Vivimos en una sociedad altamente hipócrita y materialista, se condena a todos aquellos que consideramos diferentes, peligrosos, negamos la existencia de DIOS porque resulta molesta para el materialismo exagerado que nos rodea, idolatramos al poder, al dinero o a la tecnología, olvidándonos así de lo trascendente e importante.

Dándole una mirada rápida a la realidad actual veremos que una gran cantidad de niñas y niños mueren por falta de agua potable, miles de mujeres son violadas, asesinadas y vendidas como mercancía, el tráfico de drogas sigue en aumento.

Lo curioso de todo esto es que pareciera que poco a poco nos hemos idos acostumbrando a vivir entre las sombras, el miedo y el silencio silencian a la luz de la verdad, todos dicen sentirse abrumados e indignado, eso si en el confort de sus casas, lastimosamente no basta con personas honestas, hace falta personas comprometidas con su entorno que no se jacten de sus buenas obras llenándose de vano orgullo.

Todos dicen ser rectos, fieles creyentes del Evangelio y su doctrina pero a la hora de seguirlo verdaderamente simplemente callamos, algunos prefieren silenciar su voz por miedo a represalias, con ello negamos al que llamamos  NUESTRO SALVADOR, es así que el gallo a cantado millones de veces y negado de la misma manera a JESÚS.

La extrema pobreza y la miseria van ganando terreno, con ello los ricos se vuelven más ricos y los pobres más pobres, muchos lideres venden sus conciencias al mayor postor, prefieren su propia seguridad que apostar por la justicia y la equidad.

No cabe duda que hemos negado una y mil veces a JESÚS y su EVANGELO, pero tampoco podemos negar que a pesar de ello este nos sigue llamando una y mil veces, esperando una respuesta afirmativa, nos sigue pidiendo ser luz en un mundo de tinieblas, nos sigue pidiendo que dejemos el miedo a un lado y seamos sal del mundo.

Seguir las enseñanzas que nos dejo CRISTO definitivamente resulta difícil ya que el EVANGELIO no habla solamente de ser personas “espirituosas” que andan todo el día entre rezos y meditaciones, también habla de acciones concretas, de honestidad, solidaridad, equidad, de estar siempre de lado de los más desfavorecidos, de amar a los pobres e indigentes, de alzar la voz contra la injusticia y la opresión, el EVANGELIO no es  un libro espiritual, es una forma de vida.

Ya es tiempo de dejar de aceptar todos los atropellos e injusticias que nos ofrece esta sociedad desigual en la que vivimos, cuidado el gallo cante dos veces y nos encuentre negando a la vida, al amor, a DIOS, felizmente nuca es demasiado tarde.


Cuando hubieron comido, Jesús dijo a Simón Pedro: Simón, hijo de Jonás, ¿me amas más que éstos? Le respondió: Sí, Señor; tú sabes que te amo. El le dijo: Apacienta mis corderos.
Volvió a decirle la segunda vez: Simón, hijo de Jonás, ¿me amas? Pedro le respondió: Sí, Señor; tú sabes que te amo. Le dijo: Pastorea mis ovejas.
Le dijo la tercera vez: Simón, hijo de Jonás, ¿me amas? Pedro se entristeció de que le dijese la tercera vez: ¿Me amas? y le respondió: Señor, tú lo sabes todo; tú sabes que te amo. Jesús le dijo: Apacienta mis ovejas.
De cierto, de cierto te digo: Cuando eras más joven, te ceñías, e ibas a donde querías; mas cuando ya seas viejo, extenderás tus manos, y te ceñirá otro, y te llevará a donde no quieras.
Esto dijo, dando a entender con qué muerte había de glorificar a Dios. Y dicho esto, añadió: Sígueme. (Jn 21: 15 – 19)


ARTÍCULOS MÁS VISTOS

REZAR NO ES RECITAR, ES MEDITAR

Para hablar con DIOS solo se necesita un poco de FE, el corazón humano encuentra en la oración ese bálsamo que calma ausencias, tristezas y que a la vez calma la euforia en medio de alegrías, la oración es donde el ser humano se entrega a DIOS  presentándole su corazón a plenitud.
Existen varias formas de oración,  la personal, esa que brota del corazón, donde las palabras emanan desde lo más profundo del alma, expresando de forma única y personal todo aquello que se se anhela y todo aquello por lo que se da gracias.
Los rezos, si bien son palabras preestablecidas las cuales muchas veces son repetidas una y otra vez tienen el plus de que entre ellas el alma humana va templando  paciencia, entrega y contemplación, paciencia porque las expresiones personales aprenden a esperar su turno, entrega, porque en rezos como el del Santo Rosario el creyente poco a poco va entregando su corazón ya que en cada meditación  va dejando de lado sus propias necesidades para rezar por intenciones universa…

SIN CRUZ NO HAY SALVACIÓN

En este último tiempo se viene queriendo reducir al cristianismo a simples palabras bonitas salidas de recetas color rosa, cuya única finalidad es la de endulzar el alma y el corazón humano como si se tratasen de algodones de azúcar, disfrazando al Evangelio de arlequín y a la salvación de un clown.
Si bien las palabras dulzonas muchas veces caen justas y acertadas no se puede simplificar al Evangelio como un cúmulo de palabras bonitas puesto que la salvación que JESÚS nos dio no fue dada por medio de frases prefabricadas de auto ayuda ni de superación, fue pagada con su sangre en la CRUZ.
El creyente que solo ve en el Evangelio a un lindo libro de auto ayuda nunca va a encontrar en sus páginas la grandeza y el alcance del sacrificio de JESÚS en la cruz, la salvación no es producto de un conglomerado de frases de superación, el dolor y la crueldad de la crucifixión no pueden ni deben ser olvidados, la CRUZ es sinónimo de AMOR, por ende tratar de suplantarla con palabras rosa de amor y p…

¿COMO SERIA UNA NAVIDAD SIN SANTA CLAUS (PAPA NOEL)?

Con la llegada inminente de la Navidad uno puede llegar a empaparse del ambiente festivo que existe en gran parte de las ciudades del mundo; siendo la figura  principal en la gran mayoría de los anuncios publicitarios, adornos y motivos navideños:  Santa Claus ó Papa Noel (según el lugar),  pero cómo seria una navidad sin Santa Claus.

Como primera consecuencia de la no existencia de Santa Claus veríamos como dos de las grandes trasnacionales de bebidas gaseosas (Coca Cola y Pepsi) tendrían serias bajas en la venta de sus productos ya que estas dos empresas usan como icono publicitario principal a la regordeta figura  en sus campañas navideñas, con la única diferencia de que en una se viste de rojo y en la otra de azul, otra de las consecuencias más notorias seria que las niñas y niños del mundo cristiano no verían a esta figura en cuestión como el principal actor de la navidad, dejarían de imitar el famoso jo, jo, jo, y no pondrían todas sus esperanzas y anhelos en este personaje fict…