miércoles, 28 de septiembre de 2011

UN DIVINO NEGOCIO


El negocio de la FE mueve millones de dólares al año, de eso no cabe duda, desde los famosos tele predicadores hasta los grupos evangélico – pentecostales que con sus “maratones de avivamientos” se avivan y recaudan sumas jugosas de dinero, ya que como ellos dicen, sus ingresos son “gracia divina” del buen Señor, por ende son bienvenidos… ¡ALELUYA! pues a los billetitos verdes libres de impuestos.

No puedo llegar a dudar ni mucho menos de la FE de las personas que asisten a estas congregaciones y cultos, lo que si pongo en tela de juicio son las verdaderas intenciones de los líderes de estos, y es que resulta bastante curioso que mientras los feligreses aporten sagradamente los famosos “diezmos” los iluminados por Dios vivan como magnates, ah, me olvidaba estos señores dicen que es favor del altísimo tener casas y carros al por mayor.

Definitivamente estos grupos no tienen un fundamento teológico claro, en su mayoría se basan únicamente en falsas profecías sobre el fin del mundo y la llegada del maloso anticristo, la cosa es asustar al incauto feligres, obviamente uno puede llegar a la ansiada salvación librándose de todas las “ataduras” mundanas de este mundo “donándolas” a la causa del ministerio del culto, de esta manera se entregan desde joyas de oro hasta jugosas cifras de dinero obviamente para la construcción del Reino en la tierra, es así que entre “amenes” y “aleluyas” se engordan las cuentas  bancarias de pastores y lideres de estos movimientos religiosos.

No hay que estar “avivado” para darse cuenta que estos señores tienen como único objetivo la construcción de un DIVINO NEGOCIO que da impresionantes dividendos a sus lideres, los cuales dicen estar “iluminados” por el ESPIRITU SANTO para reencausar su Iglesia y Mensaje, lo interesante es que para ello solo el líder iluminado tiene la palabra santa, es el guía espiritual del grupo y por ende el “administrador” del ministerio y de sus bienes….quien dijo un AMEN????

Lastimosamente muchos de estos grupos han estado envueltos en varios hechos delictivos que van desde suicidios masivos hasta el uso de niñas y niños para obtener ofrendas para estos movimientos religiosos, inclusive se han llegado a los extremos de tráfico humano, pero bajo el paraguas de libertad de religion muchos de estos cultos van camuflando sus verdaderas actividades.

Ya llega el fin del mundo, ¡arrepiéntanse! es otro de los famosos slogans que usan estos señores, solo como dato la venta de literatura y DVDS relacionados con el tema genera ingresos por encima de los 100 millones de dólares solo en EEUU, pero como nos gusta lo oscuro y lo desconocido caemos redonditos en especial si se nos habla de demonios y anticristos regados por todas partes.

La industria de la FE si que es generosa con los emprendedores pastores que con dos cursitos de Biblia fundan su culto y entre “amenes” y “aleluyas” construyen su imperio divino, eso si, mejor si es que DIOS no se mete en sus negocios….quien dijo AMEN???