lunes, 25 de julio de 2011

PENSAR EN LIBERTAD Y CON LIBERTAD

En los últimos tiempos el ser humano viene dejando de lado la sana actividad de formular pensamientos e ideas, la modernidad actual nos esta llevando (en especial a los jóvenes) a acostumbrarnos a que piensen y actúen por nosotros, las maquinas, la facilidad de la Internet, los “expertos” y “todologos” que abundan en nuestra sociedad poco a poco nos dicen que hacer, que mirar, que vacaciones debemos tomar ó en que tenemos que creer, en definitiva como tenemos que vivir.

El consumismo mortal al cual estamos lamentablemente acostumbrándonos esta llevando a la sociedad entera a fijar sus esfuerzos y pensamientos en tratar de conseguir todas las bondades ofrecidas por el mundo consumista y mercantilista en el que nos desenvolvemos, desde los famosos “tips” de moda y belleza, hasta las bondades del celular o del auto ultimo modelo son las metas y modelos a seguir aunque en la búsqueda de ello se deje de lado inclusive principios y valores, de esta manera surge el relativismo moral así como el individualismo, dos vertientes de las cuales beben a diario no solo nuestros jóvenes, sino la sociedad occidental en general.

El bombardeo comercial al cual nos tiene casi sometidos los medios de comunicación masivos esta adormeciendo la sana costumbre de pensar, preferimos que todo nos llegue de forma fácil, que otros piensen por nosotros y nos digan que hacer, nos estamos convirtiendo poco a poco en simples repetidores de ideas y conceptos, favoreciendo con ello a las tendencias de moda que nos imponen las grandes trasnacionales del rubro, si bien se sigue pensando, no se lo hace con plena libertad, ya que el pensamiento como tal se encuentra sometido a los caprichos de las ultimas tendencias de nuestra sociedad, y eso ya no es pensar, es simplemente repetir, anhelar, soñar, con aquellos lineamientos impuestos por el mercado.

Entonces se piensa con libertad?, pues diría que si, pero este se encuentra condicionado, amarrado, con miedo, por ende es fácil de direccionar y manipular hacia determinada tendencia y objetivo, y esta es la mejor manera de controlar al ser humano, es decir impidiendo que pueda pensar con libertad.

La libertad es la capacidad que tiene el ser humano para obrar según su voluntad a lo largo de su vida, sin que con ello vulnere o atropelle la libertad de otro ser humano, es decir que la libertad termina donde empieza la del otro y así sucesivamente, pero cuando esta se encuentra supeditada a ciertas normas, presiones, posiciones o corrientes políticas el libre pensar deja de ser libre para convertirse en simple repetición de consignas y vítores; algo parecido pasa en relación a cultos y sectas, donde el líder del grupo es el único que goza de la gracia divina, por ende su entendimiento y pensamiento están por encima del de sus seguidores, quedándole a estos solo acatar las disposiciones dadas por este, ejemplos macabros tenemos en ambos casos, Hitler y su maquinaria nacionalista direcciono el pensamiento y los anhelos de todo un pueblo antes y durante la segunda guerra mundial, David Koresh, el líder del culto religioso “los davidianos” llevo al suicidio a más de un centenar de personas en un rancho de Wako – Texas, como vemos el “pensar” por otros genera poder y ambición.

Mirando un poco nuestro diario vivir se puede ver con mucha preocupación que por distintos factores y medios se sigue tratando de direccionar los pensamientos y la voluntad del ser humano, y por increíble que parezca lo vienen logrando, no me canso de repetir que los medios de comunicación masivos vienen adormeciendo el pensamiento y la voluntad de la gente bombardeándonos con basura, y es que no puedo creer que los principales titulares de estos le den tanta importancia al divorcio de Jlo y Marc Antony, dejando de lado la tremenda injusticia social que se vive en el mundo entero, no puede ser que por medio del consumismo o por controles políticos se nos este arrebatando de las manos el derecho de pensar en libertad y con libertad.

Generar ideas y pensamientos son atribuciones únicas del ser humano, el pensar da PODER y ese PODER nos da libertad para reflexionar y diferenciar entre lo que esta bien y lo que esta mal, por este motivo se trata por todos los medios de quitarnos la libertad para pensar para convertirnos en simples maquinas repetidoras de ideas ajenas y consignas políticas prefabricadas.

Dentro de las consecuencias que surgen por el adormecimiento del pensamiento humano esta la indiferencia, esta es la característica principal del “no pensar”, ya que al no ejercer la sana critica del pensamiento humano nos volvemos indiferentes a las necesidades del prójimo, por ende individualistas y egoístas, una sociedad que piensa sola en si misma y no en los demás es mucho más fácil de contentar, engañar y manipular.

Es tiempo de despertar, de pensar en libertad y con libertad, es necesario atreverse a cuestionar las injusticias y los abusos de poder, no podemos simplemente contentarnos con la basura que nos llega día a día a través de los medios de comunicación, es tiempo de despertar, es tiempo de pensar, es tiempo de vivir en plena libertad.