Ir al contenido principal

¿SOCIALISMO DEL SIGLO XXI O TOTALITARISMO DEL SIGLO PASADO?



Latinoamérica en los últimos años a ido sufriendo un sin fin de cambios tanto a nivel político como social, no se puede negar que ha existido un cambio de timón en la dirección ideológica de varios países de la región, Venezuela, Ecuador, Paraguay, Argentina, Brasil, Bolivia y en algún momento Chile se inclinaron hacia una visión política de izquierda en distintas modalidades y tonos, algunos más extremistas que otros, pero en definitiva conformando un bloque sólido, tejiendo con ello  esperanzas de mejores días para nuestros pueblos.

Gran parte de estos cambios han venido de la mano de la concepción de un nuevo tipo de socialismo, el socialismo del siglo 21, echándole un vistazo a esta “nueva concepción” encontramos que dentro de sus fundamentos nos topamos con conceptos e ideologías propias del marxismo, las cuales llevaron al colapso político, económico y social a todos los países que hicieron suyo estos preceptos, ejemplos hay varios, la ex Unión Soviética, Polonia, Yugoslavia, Checoslovaquia, etc., son solo unos pocos ejemplos del fracaso de las ideologías marxistas en el siglo pasado.

En la región es claro que el bloque más radical en lo que refiere a los cambios estructúrales de sus países esta conformado por Venezuela, Bolivia y Ecuador, en cambio Brasil, Argentina, Paraguay y en su momento Chile optaron por una vía más moderada basada en consensos y acuerdos, los logros alcanzados por ambos modos de pensar y llevar a cabo los cambios estructurales que tanto necesitan nuestros países son claros, la economía, la lucha contra la pobreza y el producto interno bruto se encuentran totalmente atascados en el bloque radical, inclusive Venezuela que teniendo una de las reservas petroliferas más grandes del mundo decreció el 2010, en cambio el bloque que opto por el consenso y el dialogo lograron que sus economías crecieran y se reduzca notoriamente los índices de pobreza, Brasil es sin duda el punto más alto en esto. Otro punto clave que diferencia a las dos visiones en la región es la política exterior, mientras Chávez, Morales y Correa despotrican cada vez que pueden en sendos y sempiternos discursos contra EEUU, La Unión Europea o contra todo lo que se les ocurra, los otros prefieren consensuar, dialogar y de esa manera hacer escuchar su voz en el concierto político mundial.

La persecución política merece un punto aparte, lastimosamente en Venezuela y Bolivia esto se va convirtiendo en una constante, en Bolivia, todo aquel opositor que se atreva a diferir y disentir con las políticas de Evo Morales simplemente es enjuiciado y perseguido por cualquier cosa, en muchos casos imputándoles delitos inexistentes para así acallar a cualquier disidente, lo mismo ocurre en Venezuela donde inclusive se ha llegado a silenciar medios de comunicación enteros por el solo hecho de generar opiniones contrarias al régimen de Hugo Chávez.

Bolivia, es un caso particular, primero porque el vicepresidente abiertamente se declara un “viejo bolchevique” por esa misma razón dentro de las políticas de estado se va practicando de manera solapada la famosa “lucha de clases”, lo cual solo dio como resultado una gran polarización de la sociedad boliviana, es decir solo logro confrontarnos y nada más, ya que los pobres son cada vez más pobres, la inflación se va haciendo insostenible para los que menos tienen, no hay trabajo ni inversión publica, pero eso si, el aparato represor del gobierno ocupa casi el 60% del presupuesto anual de la nación mientras que la educación alcanza solo un 2 %.

Pareciera que el afamado socialismo del siglo 21 por lo menos acá en Bolivia tiene su fundamento en la ideología de la escusa, de ello existen vastos y jocosos ejemplos, si la inflación alcanzo un 20% en el mes de abril del presente año el aparato estatal le hecha la culpa a la “mandarina”, los múltiples motines en los centros penitenciarios del país exigiendo mejor trato y condiciones humanas en las cárceles bolivianas son culpa de la “oposición”, el aumento preocupante en el trafico de drogas con implicaciones en mandos dentro del ministerio de gobierno como es el caso del Gral. Zanabria es culpa del “imperio norteamericano, de la DEA y de la CIA”, la escasez de azúcar que llevo al pueblo boliviano a realizar sendas filas para poder comprar un poco de este insumo fue culpa “del calentamiento global”, las múltiples manifestaciones que se vienen realizando en el país pidiendo mayor aumento salarial, inversión publica y un adecuado manejo económico en palabras del Vicepresidente Linera son culpa de “la derecha cavernaria”, y así vemos como el actual gobierno boliviano jamás se hace responsable de los múltiples errores que se vienen cometiendo en el manejo del Estado y por ende el descontento generalizado va creciendo y se hace cada día más fuerte, en Bolivia no entendemos como en apenas 5 años el principal acreedor de la deuda externa del país sea Venezuela con 301 millones de dólares, dinero que entra sin ningún tipo de fiscalización, pareciera que así se van comprando conciencias y opiniones.

Por lo menos acá en Bolivia sin duda es necesario un cambio en las estructuras mismas del país, pero eso si, bien trabajadas con ideologías y políticas claras, sin improvisaciones ni falsas promesas, el socialismo del siglo 21 lamentablemente va ligado al totalitarismo del siglo pasado, y eso no trae nada bueno, ya que la historia nos enseña que los absolutismos siempre van ligados con sangre, guerras y mayor pobreza, ya tenemos los primeros síntomas de totalitarismo en Bolivia, el acaparamiento de las entidades independientes del Estado como la Administración de Justicia, La Corte Nacional Electoral, La Contraloría, etc., están dirigidas por militantes del Movimiento al Socialismo, por ende dependen descaradamente del Gobierno Central

El proceso de cambio boliviano definitivamente tiene que ser redireccionado, sin totalitarismos y mayores consensos ya que solo así se puede llegar a construir una sociedad más justa e inclusiva para todos ya que como dijo Nelson Mandela “LAS SOLUCIONES RADICALES NUNCA GENERAN UN BIEN COMUN”


ARTÍCULOS MÁS VISTOS

REZAR NO ES RECITAR, ES MEDITAR

Para hablar con DIOS solo se necesita un poco de FE, el corazón humano encuentra en la oración ese bálsamo que calma ausencias, tristezas y que a la vez calma la euforia en medio de alegrías, la oración es donde el ser humano se entrega a DIOS  presentándole su corazón a plenitud.
Existen varias formas de oración,  la personal, esa que brota del corazón, donde las palabras emanan desde lo más profundo del alma, expresando de forma única y personal todo aquello que se se anhela y todo aquello por lo que se da gracias.
Los rezos, si bien son palabras preestablecidas las cuales muchas veces son repetidas una y otra vez tienen el plus de que entre ellas el alma humana va templando  paciencia, entrega y contemplación, paciencia porque las expresiones personales aprenden a esperar su turno, entrega, porque en rezos como el del Santo Rosario el creyente poco a poco va entregando su corazón ya que en cada meditación  va dejando de lado sus propias necesidades para rezar por intenciones universa…

SIN CRUZ NO HAY SALVACIÓN

En este último tiempo se viene queriendo reducir al cristianismo a simples palabras bonitas salidas de recetas color rosa, cuya única finalidad es la de endulzar el alma y el corazón humano como si se tratasen de algodones de azúcar, disfrazando al Evangelio de arlequín y a la salvación de un clown.
Si bien las palabras dulzonas muchas veces caen justas y acertadas no se puede simplificar al Evangelio como un cúmulo de palabras bonitas puesto que la salvación que JESÚS nos dio no fue dada por medio de frases prefabricadas de auto ayuda ni de superación, fue pagada con su sangre en la CRUZ.
El creyente que solo ve en el Evangelio a un lindo libro de auto ayuda nunca va a encontrar en sus páginas la grandeza y el alcance del sacrificio de JESÚS en la cruz, la salvación no es producto de un conglomerado de frases de superación, el dolor y la crueldad de la crucifixión no pueden ni deben ser olvidados, la CRUZ es sinónimo de AMOR, por ende tratar de suplantarla con palabras rosa de amor y p…

¿COMO SERIA UNA NAVIDAD SIN SANTA CLAUS (PAPA NOEL)?

Con la llegada inminente de la Navidad uno puede llegar a empaparse del ambiente festivo que existe en gran parte de las ciudades del mundo; siendo la figura  principal en la gran mayoría de los anuncios publicitarios, adornos y motivos navideños:  Santa Claus ó Papa Noel (según el lugar),  pero cómo seria una navidad sin Santa Claus.

Como primera consecuencia de la no existencia de Santa Claus veríamos como dos de las grandes trasnacionales de bebidas gaseosas (Coca Cola y Pepsi) tendrían serias bajas en la venta de sus productos ya que estas dos empresas usan como icono publicitario principal a la regordeta figura  en sus campañas navideñas, con la única diferencia de que en una se viste de rojo y en la otra de azul, otra de las consecuencias más notorias seria que las niñas y niños del mundo cristiano no verían a esta figura en cuestión como el principal actor de la navidad, dejarían de imitar el famoso jo, jo, jo, y no pondrían todas sus esperanzas y anhelos en este personaje fict…