lunes, 6 de diciembre de 2010

¿COMO SERIA UNA NAVIDAD SIN SANTA CLAUS (PAPA NOEL)?


Con la llegada inminente de la Navidad uno puede llegar a empaparse del ambiente festivo que de seguro existe en gran parte de las ciudades capitales del mundo y es más que seguro que la figura primordial y principal en la gran mayoría de los anuncios publicitarios, adornos y motivos navideños es Santa Claus (Papa Noel), por ello me pregunte a mi mismo ¿Cómo seria una navidad sin anta Claus?.

Como primera consecuencia de la no existencia de Santa Claus veríamos como dos de las grandes trasnacionales de bebidas gaseosas (Coca Cola y Pepsi) tendrían serias bajas en la venta de sus productos ya que estas dos empresas usan como icono publicitario principal a la regordeta figura de Santa Claus en sus campañas navideñas, con la única diferencia de que en una se viste de rojo y en la otra de azul, otra de las consecuencias más notorias seria que las niñas y niños del mundo cristiano no verían a esta figura en cuestión como el principal actor de la navidad, dejarían de imitar el famoso jo, jo, jo, y no pondrían todas sus esperanzas y anhelos en este personaje ficticio el cual no tiene nada que ver con el sentido real de la navidad, la fe en la existencia de duendes y renos voladores simplemente no existiría, las grandes tiendas de juguetes y otros productos se verían en figurillas puesto que no tendrían en sus vitrinas al famoso viejo pascuero el cual con su riza característica y gran barba blanca atrae la atención de niños y adultos, para luego invitarlos a comprar sus productos con una linda sonrisa y un gran feliz navidad, talvez en las principales calles de la ciudad no habría tantas luces rojas con venados, trineos y nieve.

Por otro lado, una navidad sin Santa Claus significaría que el verdadero REY de la navidad volvería a ocupar los lugares preferenciales en el corazón de la gente (en especial los niños) y en los lugares de honor en ciudades y hogares del mundo cristiano, me refiero a JESÚS EL HIJO DE DIOS, los renos y la nieve darían paso al verdadero AMOR y a la verdadera FE, los índices en ventas bajarían de eso no habría ninguna duda, pero la solidaridad y la empatia con los más necesitados seria una constante no solo en navidad sino en cada momento, los niños no tendrían juguetes caros en su mayoría inalcanzables, pero eso si, una gran mayoría de los niños del mundo que pasan hambre y frío no solo en noche buena sino en todo el año tendrían un plato de comida y agua potable para saciar sus necesidades básicas.

Una navidad sin Santa Claus significaría un duro golpe al consumismo y al individualismo, lo cual hace que nuestra sociedad sea cada vez más indolente y violenta, la navidad sin Papa Noel se la viviría más en comunidad no solo entre los hombres sino también con DIOS, las niñas y niños ya no vivirían en el engaño consumista del viejito pascuero, y festejarían a plenitud el milagro del regalo de la vida y del hermoso misterio del nacimiento de JESÚS, el mismo que siendo el más grande se hizo el más pequeño y esto seria recordado con FE Y AMOR más allá de cualquier regalo material que pudiese existir.

Los famosos villancicos navideños ya no tendrían como tema principal en sus letras al famoso Santa Claus, no hablarían de “portarse bien” para recibir regalos y ni que decir de las películas de fin de año que tiene como principal actor al viejito regordete y barbudo simplemente no existirían, muchas empresas comerciales no se beneficiarían económicamente con las llamadas fiestas de fin de año, pero eso si, las canciones hablarían del sacrificio y del amor de DIOS, el regalo esperado seria JESÚS, no habría tanto consumismo ni tampoco el famoso “estrés de fin de año” que se da por la desesperación de encontrar el regalo adecuado y perfecto que por lo general nunca se encuentra.

El consumismo y el individualismo humano han convertido LA NAVIDAD en una fiesta de regalos y de comida que lastimosamente solo la pueden vivir algunos, que son los que tiene los recursos necesarios para comprar obsequios y comida, mientras que la gran mayoría sigue muriendo de hambre en extrema pobreza. Una navidad sin Santa Claus significaría que ya no se brindaría con coca cola y vino en noche buena mientras una gran mayoría no tiene ni siquiera agua potable, existiría más amor y perdón.

El ser humano ha construido una sociedad desigual y triste, cada vez más alejada de la justicia, de la equidad y de la vivencia de valores, consumista e individualista que lastima a los más débiles, por ende alejada de DIOS, ojala y algún día tengamos una NAVIDAD sin Santa Claus y con más DIOS, pero eso es solo un sueño mío….