lunes, 15 de noviembre de 2010

DIOS NO TIENE MANAGER


En estos últimos tiempos donde la sociedad en su conjunto se encuentra perdida y sin rumbo, donde la búsqueda insaciable de DIOS se hace cada vez más pausible, la claridad del evangelio se nos hace esquiva, y no porque el mensaje en si sea erróneo o incompatible con los tiempos actuales, sino porque se ha llegado a manipular tanto la palabra de DIOS, que ya no responde a la voluntad de Este, sino a la voluntad de las personas que dicen interpretarla.

Una vez que la palabra o el mensaje de DIOS llega a manipularse, la verdad inefable de amor y caridad lentamente desaparece para convertirse en un simple negocio de recolección de fieles, los cuales ya no representan devotos en la Fe del Dios Vivo, sino más bien números de posibles donantes monetarios para sustentar poderes religiosos, los cuales viven como verdaderos magnates, o en todo caso para sustentar una determinada visión política alejada de un Dios Amor y mas próxima a un dios guerra.

Esta triste visión de la Fe en el mundo no solo va referida al cristianismo en su conjunto, sino a las religiones en general, se ha “interpretado” de tantas maneras distintas la palabra de Dios que la gente ya no sabe a quien creer o a quien seguir, por ende muchos van buscando por si solos su propio camino hacia Dios, resultado de ello es una sociedad laicista al extremo, sin valores y sin moral, judíos, cristianos y musulmanes, a pesar de tener un “tronco común” (Abraham), solo buscan confrontarse entre si, y para argumentar estas acciones buscan justificación en “La Palabra de Dios”, para ello manipulan sus libros sagrados (Pentateuco, La Biblia y el Coran) a más no poder, para así hacer creer a sus fieles que están obrando de acuerdo a la voluntad de Dios, prueba de esto son las ultimas acciones bélicas libradas en el mundo, todas y cada una de ellas van siendo sustentadas en “La Palabra de Dios”.

Otro aspecto triste y gracioso a la vez, es la encarnizada lucha para pescar más fieles para sus respectivos rebaños, para lo cual no escatiman gastos ni recursos, y no solo eso, periódicamente publican sus ridículas estadísticas sobre la cantidad de fieles que tienen, lo curioso es que sus disque creyentes en la mayoría de las veces no les interesa un sorete sobre su religión y ritos, ya que son más bien imposiciones familiares o sociales las que muchas veces hacen que las personas que pertenecen a un determinado circulo social o a una determinada sociedad opten por una creencia o religión.

Todas estos credos y religiones ritualizadas al extremo reclaman para si la verdad total de la palabra de Dios, es decir, solo ellos y por ellos se puede llegar a acceder al Reino de Dios actuando como una especie de departamento de migraciones del cielo obviamente siguiendo a raja tabla el sin fin de requisitos que exigen para ser merecedor de la buena voluntad del creador, se han impuesto tantos requerimientos, tantos dogmas y rituales encima de los fieles, que se hace tan difícil el acceso a Dios, que la gente ya no busca las respuestas en las religiones “oficiales”, las van buscando por su propio camino, lo triste es que muchas de estas búsquedas terminan en vías distintas, la droga, el alcohol, la soledad y la tristeza se van convirtiendo en suplantadores de la verdad divina de amor del Dios Infinito.

Creo que es necesario aclarar que DIOS no tiene manager, y nadie puede creerse representante exclusivo de Este, ya que no se puede poner límites a lo infinito y a lo eterno, DIOS va más allá del pensamiento humano porque este por naturaleza es finito, dependemos del tiempo y el espacio, mientras que DIOS es el creador del tiempo y el espacio, limitarlo a una solo religión o a determinados ritos es como tratar de atrapar el aire con las manos.

Ahora bien de ninguna manera se trata acá de desvirtualizar a las distintas visiones de FE que existen, más al contrario, lo que se busca es que estas entienden y acepten que el encuentro con la divinidad y lo trascendente no depende del ser humano ya que es DIOS mismo quien sale a nuestro encuentro, EL se revela a nosotros, no nosotros a EL, los ritos y sacralizaciones deben verse como un simple medio no como un fin en si mismo, la coherencia en el ejercicio de cada creencia y el ejemplo de vida a mi parecer son los únicos requisitos para poder acceder al amor infinito de DIOS y vivir según sus preceptos.

DIOS no tiene manager, solo el AMOR basta…