lunes, 19 de abril de 2010

NO CENSURA


La libre expresión, no puede llegar a ser objeto de ningún tipo de censura, ya que la libertad de opinión es un derecho inherente al ser humano, por ende no puede llegar a ser vulnerado, violentado y mucho menos silenciado, lastimosamente en muchos casos esto no sucede así, es mas, la practica de la censura en muchos países y regiones se ha hecho una practica habitual.

En el caso de los medios masivos de comunicación, a estado en boga en varios países, la discusión sobre la necesidad de una “ley de medios”, la cual certifique la veracidad de la información dada por estos, lastimosamente, esto esta siendo utilizado por los gobiernos de turno para silenciar cualquier critica o investigación hacia sus regimenes, censurando así todo tipo de información contraria a sus políticas, dándose el caso, inclusive de llegar a clausurar o quitar el permiso de frecuencias de medios audiovisuales, como es el caso del canal RCTV en Venezuela, silenciado y clausurado por el gobierno del presidente Chávez.

Ahora bien, creo que todos acordamos, que en innumerables ocasiones, muchos medios masivos de comunicación, dependen de intereses privados bien marcados, los cuales, hacen variar la balanza de las noticias vertidas, según sus intereses y necesidades, generando falsedad de información, y manipulando fuentes, para así lograr cierto impacto mediático para ocasionar respuestas dirigidas, por parte de la sociedad en general; acá en Bolivia, no es secreto alguno, que las redes televisivas, Cadena A, P.A.T. y UNITEL, dependen de inversionistas privados, contrarios al gobierno de Evo Morales, por ende, agrandan los desaciertos del gobierno, hasta limites irrisorios, y minimizan los aciertos de la gestión actual, por otra parte, tenemos a Bolivia Tv., el canal estatal, que no hace mas que lanzarle flores al gobierno de turno y silenciar a cualquier comentarista de dicho canal, que ose contradecir las políticas gubernamentales. .

Por lo expuesto, creo que una normativa adecuada, que garantice, la libertad de expresión, y a su vez, regularice la credibilidad de la información, es necesaria; para ello, un acuerdo marco, entre los distintos organismos estatales que se encargan del tema y los medios de comunicación masivos, urge, para que los destinatarios de la información, no sean objeto de ningún tipo de manipulación mediática, no quitando con ello, el derecho que pueden ejercer los medios privados de comunicación, de dar su opinión, desde cierto punto de vista, pero siempre manteniendo la pluralidad y la veracidad de la información.


En lo referente a la Internet, la censura a la que son objeto, blogs, paginas webs y redes sociales, en distintas regiones y países del mundo, es realmente alarmante, ejemplo de ello es China, donde varios “bloggeros” han sido objeto de algún tipo de censura, inclusive, llegando a ser detenidos y/o privados de libertad, por las opiniones contrarias al régimen comunista vertidas en sus sitios, algo parecido ocurre en Cuba, donde la Internet, es constantemente monitoreada por órganos gubernamentales, que impiden el acceso en la red de pensamientos contrarios al sistema castrista; pero también existe censura del otro lado, donde varios webs y blogs, han sido suprimidos de la red, solo por denunciar sistemáticamente sitios de Internet ligados a la trata de blancas y a la prostitución infantil.

La libertad de opinión individual, no puede ser mermada ni censurada bajo ninguna circunstancia, en el caso de las webs y blogs, estos deben verse y tratarse como una extensión mas de la personalidad del ser humano, por ende pueden ejercer a través de ellos, el derecho inalienable de libre expresión.