lunes, 23 de noviembre de 2009

TRAFICO DE HUMANOS – MALDITO NEGOCIO

Latinoamérica se ha convertido en la cantera mundial del tráfico de niños y mujeres; entre secuestros y engaños, la mayoría son llevados al lucrativo mercado europeo y norteamericano, donde son vendidos por miles de dólares, para luego ser prostituidos, violados, y luego asesinados.

Reseñas horribles y nefastas son contadas a diario en Ciudad Juárez al norte de México, pero este no es el único lugar donde se realiza estos horrendos crímenes; existe a vista y paciencia de la mayoría de las autoridades de todo el continente americano, una red hábilmente constituida que realiza la “compra y venta” de mujeres y niños, camuflados bajo oficinas de servicios de empleos en el exterior o casas de adopción de menores, con paginas web y todo; al ser un negocio multimillonario, pareciera ser que las autoridades hacen poco, o mejor dicho, no quieren hacer nada sobre el asunto, ya que estaríamos hablando de trasnacionales del crimen muy poderosas.

Lo que mas llama la atención es que todo el mundo sabe los lugares y negocios donde se realizan estas operaciones, pero nadie se atreve a hacer nada, muchas veces por miedo, y otras porque compraron su silencio con unos buenos miles de dólares; acá en La Paz – Bolivia, las autoridades saben muy los puntos neurálgicos de estos negocios malditos; la Avenida Buenos Aires, la ceja de la Ciudad de El Alto, y algunos otros sitos mas.

Cada semana aparecen mas noticias de menores desaparecidos, las edades oscilan entre los 2años hasta los 23 años, y pareciera que las autoridades no solo acá de Bolivia, sino de todo el mundo se ven incapacitadas para frenar este maldito negocio; definitivamente el ser humano se ha vuelto tan indolente que las escalofriantes noticias y estadísticas relacionadas al trafico humano, ya no le llama a la reflexión y mucho menos a la acción, es decir, hacer algo al respecto, estos delitos simplemente se han convertido en un mal más de la sociedad, con el cual hay que convivir y si es posible, ignorar.

Lastimosamente la incapacidad o la complicidad de las autoridades a nivel mundial, han hecho que el numero de personas que son raptadas, compradas, vendidas, violadas y después asesinadas han aumentado dramáticamente (en su mayoría mujeres y niños); las organizaciones de naciones de todo el mundo (OEA, ONU, UNASUR, ETC.) se reúnen para tratar varios temas como ser economía, política, etc., pero sobre el tema de trafico humano se habla muy poco, es más, casi ni se habla, y los países que lo hacen no toman medidas concretas sobre este crimen contra la humanidad, solo tiene buenas intenciones, pero hechos concretos y firmes, ninguno.

En todos los niveles, las personas que se atreven a denunciar o investigar sobre el tráfico humano - maldito negocio, son amenazadas no solo a estos, sino también a sus familias, y este es el principal factor de que este horrible delito permanezca impune en Bolivia, y en todas las naciones del mundo, el miedo a estas amenazas amordazan las conciencias de los individuos; es el miedo el principal factor de que es estos casos el mal este triunfando lastimosamente sobre el bien.

La sociedad en conjunto, en todos los niveles, y naciones debemos empezar a tomar conciencia y acción sobre estos hechos, donde repito, miles de mujeres y niños son secuestrados, comprados, vendidos, violados y luego asesinados, ya que si dejamos que estos delitos sigan impunes, de una u otra manera nos convertimos en cómplices de estos vejámenes contra la humanidad, el miedo no puede ni debe llegar a callar la conciencia del ser humano; otro factor con el cual también debemos lidiar y llegar a vencer, es la apatía en la cual nos hemos sumergido, no podemos quedarnos inertes y tímidos ante el sufrimiento humano, este nos tiene que llamar a la reflexión y a la acción; ya que nunca se sabe (lastimosamente) a quien le puede tocar vivir estas situaciones dolorosas.

Solo les recuerdo que es preferible arriesgar la seguridad terrenal y temporal, que poner en juego la salvación eterna y celestial.