miércoles, 29 de agosto de 2012

LA TEOLOGÍA DE LOS BENDECIDOS

En las ultimas décadas toda nuestra América Latina ha sido literalmente invadida por un sin fin de cultos e iglesias las cuales basan la totalidad de su predica y enseñanzas en dos aspectos que de por si resultan antagónicos, la primera, la inminente llegada del fin del mundo con la respectiva llegada del famoso anticristo el cual con sus hordas de demonios dominaran el mundo bajo un solo régimen mundial el mismo que será instaurado en Jerusalén en el mítico monte donde en otrora se alzaba el Templo Judío, sobre este tema hábilmente estos señores utilizan un sin fin de noticias calamitosas y las ligan con escrituras apocalípticas, suman a eso un sin fin de mentiras y engaños sobre el fin de los tiempos, la llegada del anticristo y la segunda venida de CRISTO, todo esto con el fin de infundar miedo a sus incautos feligreses dándoles promesas falsas de salvación a cambio de alguna que otra ofrenda, la segunda enseñanza en la que basan su predica estos señores es su famosa teología de los bendecidos o de la prosperidad, la misma que señala que el creyente por su sola FE se hace acreedor de la GRACIA de DIOS y que por medio de esta el feligrés podrá ser colmado de “bendiciones” de carácter material, logrando con ello éxito económico y bienestar, supuestamente para estos señores la creencia y el seguimiento estricto de sus doctrinas puede llevar a los creyentes a tener estas “bendiciones” las cuales son netamente terrenales e intrascendentes, obviamente para logra ello también es necesario realizar ciertas ofrendas desinteresadas y esperar que el CREADOR las regrese multiplicadas por cien.

Las dos “enseñanzas” pilares de estas llamadas iglesias, se encuentran tan dispersas en las ESCRITURAS, que para seguir un hilo conductor entre una y otra es necesaria una guía o en definitiva ser demasiado ingenuo, por ejemplo la Teoría del Fin Mundo y de la llegada del fin Anticristo se encuentra básicamente en el Libro de las REVELACIONES DE JUAN y en los TEXTOS APOCALIPTICOS del antiguo testamento, en ambos casos dichas escrituras son tomadas al pie de la letra sin dar espacio para la interpretación o el estudio de las mismas, en todo caso es el Pastor el “único iluminado” capaz de dar luces sobre estos libros, sobre la Teología de los Bendecidos o de la Prosperidad esta se basa principalmente en textos veterotestamentarios (Antiguo Testamento) en especial Proverbios 22,4 “Riquezas, honra y vida son la remuneración de la humildad y del temor de Yahvé.

No se puede negar que el CRISTIANISMO en general toma muy en cuenta todas las enseñanzas e historias del Antiguo Testamento pero definitivamente no basa su FE y creencias en ellas, ya que la Antigua Alianza y promesa de Dios fueron cumplidas y selladas en una NUEVA ALIANZA en la persona de JESÚS, el mismo que con las Bienaventuranzas o Sermón de la Montaña dio las premisas de la nueva ley de DIOS, Bienaventurados los pobres, los que sufren, los que lloran, los perseguidos, etc., porque de ellos será el Reino de Dios, es el mismo Pablo que en su carta a los Colosenses señala “busquen los vienes de allá arriba” .

Básicamente estos caballeritos solo toman ciertas partes de las Escrituras que les parezcan más convenientes para sustentar sus creencias y profecías con el único afán de engañar, manipular y estafar a sus incautos seguidores, para que estos “aporten” cuantiosas sumas de dinero o bienes muebles a favor de la “causa” de estos piratas de la fe los cuales enriquecen sus arcas y empobrecen a sus fieles, lastimosamente muchos de estos grupos gozan con la venia de varias instituciones gubernamentales y hasta internacionales, la razón de esto es muy simple, es más fácil y sobretodo conveniente sustentar una fe vacía de compromiso para con el prójimo y basada en el bienestar personal que tener por ahí un montón de creyentes con conciencia social que sustentados en su FE cuestionen los abusos del poder y el atropello de los poderosos, por ello muchos de los regimenes dictatoriales en nuestro continente abrieron las puertas de par en par para que estas “iglesias” pudiesen predicar sus enseñanzas abiertamente.

La Teología de los bendecidos o de la prosperidad es simplemente un engaño bien elaborado, lastimosamente muchos caen en el vendiendo su alma al mejor postor.