lunes, 5 de agosto de 2013

ALGUNAS CONSIDERACIONES SOBRE EL ABORTO

El aborto inducido es la interrupción activa del desarrollo vital del embrión o feto hasta las 22 semanas de embarazo, lo expresado vendría a ser la definición técnica del procedimiento abortivo, pero en esta pequeña reflexión no pretendo entrar en el campo medico – biológico, prefiero exponer algunos aspectos ético-morales referidos al tema.

Los grupos y personas que abiertamente se encuentran a favor del aborto legal y gratuito plantean que las mujeres al optar por esta salida al embarazo no deseado no están haciendo más que decidir sobre su propio cuerpo, por ende no ven una transgresión a la vida al momento de interrumpir el desarrollo del feto en el vientre materno.

Si bien cada persona tiene el derecho sobre su cuerpo, al tratarse del aborto es necesario tener muy claro que desde el momento de la concepción ya no se habla de una sola persona, sino de dos, la mama y el  feto o embrión, por ende decidir tan alegremente la muerte de otro ser no creo que sea el ejercicio de un derecho, más al contrario simplemente se trata de sacarse un problema de encima como si se tratase de un resfrío o un dolor de cabeza, ahora bien, es necesario ser cauto en este punto, al momento de abortar existen muchas injerencias externas las cuales hacen que la mujer o la jovencita tome la decisión de interrumpir el embarazo, de ninguna manera se puede llegar a juzgar a estas personas que por razones de inmadurez, soledad o poca comunicación familiar han llegado a tomar el camino del aborto, es más, creo necesario apoyarlas de manera decidida para que poco a poco sanen su corazón, pues el síndrome post-aborto es una realidad la cual no puede ser tomada a la ligera.

Existen muchas causales que llevan a tomar el camino del aborto, la realidad de las violaciones a niñas y adolescentes muchas veces en el ceno de su propia familia es sin duda algo espantoso, ahí no hay donde perderse, es necesario una legislación más dura para violadores, en el caso de adolescentes y jóvenes que por el solo hecho de confundir el amor con "calentura" quedan con un embarazo no deseado la figura cambia radicalmente, pues no se puede premiar la irresponsabilidad de la pareja con un aborto, las activistas “feministas” simplemente olvidan el hecho de que las mujeres que se embarazan por una metida de pata tenían previamente toda la opción del mundo de decir “NO”, es decir abstenerse de tener relaciones sexuales cóitales, eso si es decidir sobre el propio cuerpo,  eso es ser responsable, vuelvo a repetir las parejas que confunden el amor con calentura no pueden ser premiadas en su irresponsabilidad con una interrupción del embarazo por el simple hecho de que la vida que empieza a crecer en el vientre materno no puede ser castigada por la estupidez de sus padres.

La cultura de muerte que rige en la actualidad nos quiere hacer creer que el aborto debe ser algo normal y que el cristianismo y las religiones simplemente oprimen la conciencia del ser humano, que optar por la interrupción brutal del embarazo es sinónimo de una evolución del hombre y de la sociedad,  ¿a quien le importa el numero escandaloso de fetos asesinados a nivel mundial?, ¿a quien le importa la cantidad enorme de adolescentes frustradas de por vida después de someterse a un aborto?, la cosa es ir con la corriente del mundo, tomar catedrales, manifestarse a favor del aborto disque para dar más libertad a las mujeres con embarazos no deseados, pues bien, que les puedo decir, animo nomas  ojala que la estupidez al final no les pase factura, el que tenga oídos que oiga…..