martes, 31 de agosto de 2010

JESÚS FRENTE A LA LEY, AL TEMPLO Y AL CULTO


Conocer las actitudes que tuvo Jesús frente a la ley, al culto y frente al templo judío son necesarias, ya que muchas veces se llega a desconocer el alcance de la vida pública de Cristo y su constante critica a los tres pilares fundamentales de la religión judía, criticas que merecieron la condena de los poderes establecidos de la época y que finalmente lo llevaron a la cruz.

FRENTE A LA LEY: El pueblo judío era mediado por la ley para que este se relacione con su Dios, pero gracias a estas normas se llego a marginar y a dividir al mismo pueblo, como ejemplo ponemos a los niños, mujeres, enfermos, pobres, todos estos eran marginados por una ley que discriminaba, pasando a ser esta ley un peso en su relación con Dios.

Los padres de Jesús y este mismo eran fieles cumplidores de la ley , no la cuestionaban como judíos que eran, como todo en la vida lleva un proceso, el despertar de la conciencia de Cristo frente a la ley fue gradual, cuando ya tomo conciencia de su misión EL se siente libre frente a esta, llega a diferenciar entre las reglas y los principios, Jesús pone como principio fundamental de su predicación al ser humano, a la vida, a la dignidad, principios que la ley los había invertido con el paso del tiempo, poniendo como principio las normas y no al hombre. Jesús por lo tanto desautoriza estas normas y reglas y pasa a regirse por principios éticos y morales y no por meras normas, a Cristo le interesaba la actitud interior y no el cumplimiento rígido de la ley, enseñando que esta actitud íntima de cada ser humano debía ser regida por el mandamiento del AMOR.

FRENTE AL CULTO: Frente al culto el es judío y lo cumple, pero se pone en la línea profética, es decir denuncia al falso culto, no reclama sacrificios ya que para EL, el verdadero sacrificio es el respeto al hombre y su relación de este con Dios, no puede ser la vida incoherente con el culto, ya que de lo contrario se estaría mostrando dos caras diferentes, una para mostrar a la gente lo bien que se participa del culto divino y otra muy distinta que es mostrada en el diario vivir.

FRENTE AL TEMPLO: El templo judo era la infraestructura mas importante de la época de Cristo, era el centro religioso ya que simbolizaba la presencia de Dios entre los suyos y en su interior residía el sanedrín, era el centro económico ya que en su interior se cobraban un sin numero de impuestos para el culto y sacrificios y era el centro social porque en este el pueblo llegaba a reunirse.

En ningún momento de la vida publica del Jesús Histórico se nos presenta a este tomando parte del culto o participando de los sacrificios del templo, es más, el evangelio relata que Cristo sintió rabia al ver convertida la “Casa de su Padre” en un mercado expulsando a los cambistas y mercaderes que se encontraban ahí y encima de eso llevo a profetizar que el templo seria destruido y que no quedaría piedra sobre piedra (Mc. 13,1-2)

Como vemos la actitud de Jesús frente a estos tres pilares de la sociedad judía siempre fueron contestatarios y revolucionarios, denunciando los abusos que se cometían por parte de las autoridades religiosas en desmedro de su propio pueblo.

Como pequeña conclusión seria bueno realizar una pequeña comparación entre estos tres aspectos, los cuales tanto critico y denuncio Jesús, con las bases que sostienen en la actualidad la Iglesia en general.

Seguimos anteponiendo La Ley al ser humano, sino como explicaríamos el sin numero de normas, dogmas y reglas sobre como ser y como comportarse para ser "aceptado" en sociedad, con el Culto sucede lo mismo, en muchas ocasiones se da  más importancia los ritos que su significado, importa más la forma que el contenido, cometemos los mismos errores del pasado, JESÚS es el centro de la , es hora de volver la mirada hacia ÉL y seguir construyendo IGLESIA, junto a los más pobre y necesitados


Marce Miranda Loayza