miércoles, 2 de agosto de 2017

¿TEOLOGÍA CONTEMPORÁNEA O SALVACIÓN ATEMPORAL?

La teología en el siglo 21 si bien debe dar luces en las distintas áreas del conocimiento humano con sabía apertura hacia los nuevos paradigmas que trae consigo nuestra sociedad, tampoco debe olvidarse de los aspectos esenciales que conciernen al ser humano desde el principio del cristianismo.

1) La vida, por más que existan corrientes que señalen que la misma puede llegar a ser desechada incluso desde el vientre materno debe llegar a ser valor primordial tanto del pensamiento teológico como de las demás ciencias humanas, el alma y el espíritu son dones divinos los cuales tienen que ser cuidados y protegidos, cualquier opinión contraria a esta premisa no puede ser llamada reflexión teológica, pues simplemente caería en una simple posición humana vacía de DIOS aunque digan lo contrario, DIOS es un DIOS de vida y no de muerte.

2) El matrimonio igualitario es supuestamente una conquista social la cuál conlleva la construcción de una sociedad más moderna e inclusiva, si bien el Papa Francisco señaló claramente que el juzgar a estás personas no es el camino a seguir y que todos por su condición humana merecen ser tratados con dignidad y respeto, no se puede llegar a caer en un relativismo dónde todo esta bien y que cualquier "opción" sexual es válida, llegar a este extremo tiende a olvidar la creación perfecta de DIOS la cual no habla de opciones ni de géneros, por ende la perfección no puede ser puesta en duda por la simple razón de que lo perfecto proviene de DIOS y lo imperfecto del ser humano, tratar de eliminar el equilibrio hombre-mujer como fuente de vida y familia simplemente es incompatible con la FE cristiana.

3) La Eucaristía, no debe caer en el simplismo del banquete o fiesta, si bien JESÚS mismo celebraba banquetes junto a sus seguidores como símbolo de la presencia del REINO DE DIOS, la simplificación de la Misa como un mero acto de alegría, abrazos y música (en muchos casos mal ejecutada) convierte a la Eucaristía en un acto social, vacío de FE, en la Eucaristía se actualiza la pasión de CRISTO, en tal efecto la liturgia debe ser tratada con el respeto y la honra que se merece.

4) La Iglesia católica no debe buscar a toda costa la adecion de simpatizantes, en todo caso debe fortalecer la presencia de fieles creyentes los cuales quizá no lleguen a ser mayoría, pero a la vez permanecen firmes en la FE sin ceder terreno ante las corrientes "modernas" que transforman o mejor dicho destrozan al corazón humano.

Una Iglesia "popular" quizá no sea el mejor camino a seguir, por el simple hecho de que la FE requiere conversión y no solo palabras bonitas.

Marce Miranda Loayza

compartir en facebook compartir en google+ compartir en twitter compartir en pinterest