Ir al contenido principal

UN SALMO DE CONFIANZA

El Salmo 23 señala, "El Señor es mi pastor, nada me falta", sin embargo en reiteradas oportunidades esto no sucede, pues llegamos a sentir soledad, frustración, ansiedad, dolor, etc., pareciera que nos falta todo, el corazón se llena de dudas y hasta de rencor, la impotencia de no poder cambiar nuestra realidad nos arrastra hacía la duda y el rechazo a DIOS y su palabra.

Si al estar con DIOS nada nos falta, ¿porqué sentimos que nos falta todo?, la FE muchas veces nos queda corta y a pesar de evidenciar día tras día la presencia de su AMOR en nuestras vidas, seguimos exigiendo que DIOS obre según nuestros deseos y berrinches.

"El Señor es mi pastor, nada me falta", es una afirmación de FE, si estoy con EL nada me faltara a pesar de que falte todo, ahí interviene la palabra «confianza», confianza en DIOS y su palabra, suena duro y hasta injusto, pues pareciera que estuviésemos en éste mundo para sufrir, para ser probados hasta el límite para ver si somos merecedores del Reino de DIOS, pero no es así, estamos aquí para ser felices, aunque para alcanzar está felicidad debemos seguir los caminos que nos traza DIOS que por lo general son muy distintos a los nuestros.

Para llegar a este punto debemos llegar a comprender que el dolor es parte esencial de la vida, ya que sólo en el podemos entender lo frágiles que somos por una parte y por otra que sólo en DIOS podemos sobrellevar el dolor, no digo que este desaparezca, solo que se hace más llevadero, pues fiel es DIOS que no permitirá que seamos tentados con algo superior a nuestras fuerzas, ya que junto con la prueba DIOS también proveerá las soluciones.

Solo queda confiar y seguir confiando con esperanza y amor para que desde el fondo del corazón podamos decir "El Señor es mi pastor, nada me falta".


Marce Miranda Loayza




compartir en facebook compartir en google+ compartir en twitter compartir en pinterest 

LOS POST MÁS LEIDOS

JESÚS FRENTE A LA LEY, AL TEMPLO Y AL CULTO

Conocer las actitudes que tuvo Jesús frente a la ley, al culto y frente al templo judío son necesarias, ya que muchas veces se llega a desconocer el alcance de la vida pública de Cristo y su constante critica a los tres pilares fundamentales de la religión judía, criticas que merecieron la condena de los poderes establecidos de la época y que finalmente lo llevaron a la cruz.

FRENTE A LA LEY: El pueblo judío era mediado por la ley para que este se relacione con su Dios, pero gracias a estas normas se llego a marginar y a dividir al mismo pueblo, como ejemplo ponemos a los niños, mujeres, enfermos, pobres, todos estos eran marginados por una ley que discriminaba, pasando a ser esta ley un peso en su relación con Dios.

Los padres de Jesús y este mismo eran fieles cumplidores de la ley , no la cuestionaban como judíos que eran, como todo en la vida lleva un proceso, el despertar de la conciencia de Cristo frente a la ley fue gradual, cuando ya tomo conciencia de su misión EL se siente libr…

¿QUIENES SON LOS VERDADEROS BURROS EN LA EDAD DEL BURRO?

Llevo algún tiempo trabajando entre jóvenes y adolescentes, muchos de ellos viviendo lo que algunos llegaron a llamar “la edad del burro”; en esta etapa que oscila entre los 14 a los 17 años los chicos empiezan a experimentar cambios físicos, psicológicos y emocionales, los cuales llevan al joven a vivir una etapa de rebeldía a todo lo que conlleva normas y reglas.
Por mi experiencia durante los últimos años con respecto a este tema, pude llegar a la inédita conclusión de que en la denominada “edad del burro” los que realmente se vuelven burros son otros; me explico, los jóvenes en su rebeldía y en sus cambios fisiológicos mas que burros, se convierten en verdaderos “vivos”, la juventud actual vive al día con los cambios tecnológicos (celulares, Internet, etc.), por ello la personalidad y la manera de pensar son mucho mas complejas que hace 10 o 20 años, con todo lo que esto conlleva.
Los adolescentes de ahora, conocen a la perfección las reacciones de sus padres, los llegan a conocer t…

LA BANALIZACIÓN DEL DOLOR

Ofrecer dolor, sufrimiento, tristeza y amargura es una constante en los medios de comunicación del siglo 21, y es que mientras más dolor ofrezcas más rating obtienes, ejemplo de éste tipo de programas existen varios, los famosos reality shows, talk shows, etc., son sólo ejemplos de la comercialización del sufrimiento, dónde el que llora más gana más, ver sufrir a otros con un vaso de refresco en una mano y una hamburguesa en la otra es parte de la banalización del dolor a la que nos hemos acostumbrado.
El formato del programa "Bailando por un Sueño" es sólo un pequeño ejemplo de lo anteriormente mencionado, de origen mexicano el referido programa tiene un sin fin de versiones de distinta calidad, en Bolivia dicho reality nos muestra a diario la humillación a la que son objeto los participantes a manos de un "jurado" de nacionalidad argentina, al parecer éste extremo es el nudo central del show, la verborrea que el mencionado señor utiliza denigra no sólo a los parti…