lunes, 17 de octubre de 2016

A REPARTIR ABRAZOS!!!

compartir en facebook compartir en google+ compartir en twitter compartir en pinterest 

Un buen abrazo posee la cualidad de trasmitir paz, alegría,  esperanza, amor y consuelo,  es sin duda una de las formas de expresión más completas que tiene el ser humano.

Toda la creación en general es un abrazo de DIOS para con nosotros,  la lluvia, el viento,  el sol forman parte del AMOR de DIOS que nos abraza y nos sostiene aún aunque no creamos en ÉL.

Un buen abrazo  no solo puede llegar a ser una excelente terapia contra el estrés o la depresión,  también se constituye en una necesidad primordial, abrazar y ser abrazado  nos devuelven esa cualidad humana que muchas veces es menospreciada, si todos en sus fuentes laborales comenzaran la jornada con un buen abrazo las tensiones propias del trabajo poco a poco cederían ante la carga emocional positiva que lleva consigo la acción de abrazarse. El abrazo libera tensiones y construye empatía es por ello de su importancia,  nos acerca al prójimo y paralelamente nos sentimos aceptados.

Como HIJOS DE DIOS también necesitamos sentirnos queridos y abrazados por EL PADRE,  para sentir ese ABRAZO divino JESÚS, EL HIJO DE DIOS se hizo uno de nosotros,  nos abrazó con sus palabras,  ejemplo y misericordia y se quedó con nosotros en LA EUCARISTÍACRISTO no deja nunca de abrazarnos y por si fuera poco EL ESPÍRITU SANTO se encarga de llenarnos de amor y ternura,  nos guía y nos abraza cada instante de nuestras vidas.

DIOS nos espera cada día para dar y recibir ese abrazo de amor capaz de cambiar nuestra vida y nuestro entorno, DIOS nos abraza en la oración y nosotros podemos abrazarlo en ella, si un abrazo humano es capaz de cambiarnos el día imagínense un ABRAZO DE DIOS.

No dejemos que empiece el día sin dar un buen abrazo a todos los que nos rodean y no dejemos que termine el día sin recibir EL ABRAZO DE DIOS en la oración.

Un buen abrazo puede cambiar tu día, un ABRAZO DE DIOS te cambia la vida.

Marce Miranda Loayza