Ir al contenido principal

¿QUIÉN TIENE EL CONTROL?

compartir en facebook compartir en google+ compartir en twitter compartir en pinterest compartir en likedin
Hace algunos años,  mi esposa y yo realizamos un pequeño viaje  al Santuario de la Virgen de Copacabana, el cual se encuentra a orillas del Lago Titicaca, uno de los más hermosos del mundo,  ya en el lugar abordamos un pequeño bote turístico el cual nos llevaría a la  parte posterior de la Isla del Sol, donde se encuentran importantes ruinas pre colombinas pertenecientes a la cultura incaica, llegando a la isla el guía comunico a todos los pasajeros que tendríamos que estar de regreso  en el bote máximo hasta las 4 de la tarde.

Luego de la ruta turística en cuestión la mayoría regresamos a la hora indicada para emprender el viaje de regreso a Copacabana y de ahí,  en nuestro caso, a la ciudad de La Paz, lastimosamente un par de turistas extranjeros ignoraron aquel pedido,  se adentraron en la Isla tardando  20 minutos más de lo acordado,  causando molestia tanto en pasajeros como en el guía turístico.

La razón por la cual se nos cito a las 16:00 era para evitar las olas  y el lago "picado" que se formaba todos los días luego de la hora citada,  y así fue, el lago se encontraba bastante agitado formando olas de tamaño considerable, los botes turísticos en el Lago Titicaca en su mayoría son de madera, cuentan con dos niveles,  pueden subir a bordo hasta 20 personas como máximo, funcionan con dos motores a explosión fuera de borda, son bastante precarios en verdad, no cuentan con radio y mucho menos chalecos salva vidas para todos los pasajeros, máximo alcanzan para la mitad.

De inicio la partida fue dificultosa, las olas golpeaban muy fuerte la embarcación, moviendola de un lado a otro, ya adentrados en el lago la situación empeoró,  las olas incluso llegaban a alcanzar la altura del bote, la fuerza de las olas hacían que la embarcación se ladease de un lado al otro de manera peligrosa y para colmo se puso a llover.

Mi esposa se encontraba a mi lado muy asustada, casi llorando,  los pasajeros de igual forma,  todos callados, nerviosos y asustados, justo cuando la lluvia se hacía más fuerte y las olas más grandes una señora dijo en voz alta, "pidamoles a la Virgen que nos salve" y comenzó rezando el Ave María,  los nervios no calmaron para nada.

Por curiosidad mire la parte trasera de la embarcación donde se encontraba el "piloto" del bote, no me había dado cuenta hasta ese entonces que el que manejaba la embarcación era un jovencito de no más de 20 años,  con una serenidad envidiable conducía el bote e inclusive con una sonrisa esbozada en el rostro.

Pudimos salir de la parte "picada" del lago, llegamos a destino entrada ya la noche,  a partir de ese momento mi esposita se volvió devota a morir de la Virgen María,  al punto que tiene 3 rosarios y una imagen bendecida de la Virgen de Metjugore en su mesita de noche.

Cuando llegue la tormenta a tu vida (que si o si llegará) te aconsejo hacer dos cosas,  primero pídele a María que interceda por ti, luego fíjate bien quién tiene el timón de tu vida, si es JESÚS el que tiene el control entonces estás en buenas manos,  tal vez tardes en llegar a destino,  pero  llegaras,  si el tiene el timón de tu barca los problemas y tormentas golpearan y duro, pero no te hundirás, llegarás a destino con una nueva lección aprendida y un nuevo camino por recorrer.

Marce Miranda Loayza


ARTÍCULOS MÁS VISTOS

REZAR NO ES RECITAR, ES MEDITAR

Para hablar con DIOS solo se necesita un poco de FE, el corazón humano encuentra en la oración ese bálsamo que calma ausencias, tristezas y que a la vez calma la euforia en medio de alegrías, la oración es donde el ser humano se entrega a DIOS  presentándole su corazón a plenitud.
Existen varias formas de oración,  la personal, esa que brota del corazón, donde las palabras emanan desde lo más profundo del alma, expresando de forma única y personal todo aquello que se se anhela y todo aquello por lo que se da gracias.
Los rezos, si bien son palabras preestablecidas las cuales muchas veces son repetidas una y otra vez tienen el plus de que entre ellas el alma humana va templando  paciencia, entrega y contemplación, paciencia porque las expresiones personales aprenden a esperar su turno, entrega, porque en rezos como el del Santo Rosario el creyente poco a poco va entregando su corazón ya que en cada meditación  va dejando de lado sus propias necesidades para rezar por intenciones universa…

SIN CRUZ NO HAY SALVACIÓN

En este último tiempo se viene queriendo reducir al cristianismo a simples palabras bonitas salidas de recetas color rosa, cuya única finalidad es la de endulzar el alma y el corazón humano como si se tratasen de algodones de azúcar, disfrazando al Evangelio de arlequín y a la salvación de un clown.
Si bien las palabras dulzonas muchas veces caen justas y acertadas no se puede simplificar al Evangelio como un cúmulo de palabras bonitas puesto que la salvación que JESÚS nos dio no fue dada por medio de frases prefabricadas de auto ayuda ni de superación, fue pagada con su sangre en la CRUZ.
El creyente que solo ve en el Evangelio a un lindo libro de auto ayuda nunca va a encontrar en sus páginas la grandeza y el alcance del sacrificio de JESÚS en la cruz, la salvación no es producto de un conglomerado de frases de superación, el dolor y la crueldad de la crucifixión no pueden ni deben ser olvidados, la CRUZ es sinónimo de AMOR, por ende tratar de suplantarla con palabras rosa de amor y p…

¿COMO SERIA UNA NAVIDAD SIN SANTA CLAUS (PAPA NOEL)?

Con la llegada inminente de la Navidad uno puede llegar a empaparse del ambiente festivo que existe en gran parte de las ciudades del mundo; siendo la figura  principal en la gran mayoría de los anuncios publicitarios, adornos y motivos navideños:  Santa Claus ó Papa Noel (según el lugar),  pero cómo seria una navidad sin Santa Claus.

Como primera consecuencia de la no existencia de Santa Claus veríamos como dos de las grandes trasnacionales de bebidas gaseosas (Coca Cola y Pepsi) tendrían serias bajas en la venta de sus productos ya que estas dos empresas usan como icono publicitario principal a la regordeta figura  en sus campañas navideñas, con la única diferencia de que en una se viste de rojo y en la otra de azul, otra de las consecuencias más notorias seria que las niñas y niños del mundo cristiano no verían a esta figura en cuestión como el principal actor de la navidad, dejarían de imitar el famoso jo, jo, jo, y no pondrían todas sus esperanzas y anhelos en este personaje fict…