lunes, 20 de junio de 2016

MISTICISMO PRORROGUISTA

compartir en facebook compartir en google+ compartir en twitter compartir en pinterest compartir en likedin
Existe una corriente muy fuerte dentro del partido de gobierno empeñada en hacer ver al Presidente Morales como una figura divina,  superior al bien o al mal, el cual se encuentra por encima de los demás mortales de este hermoso País,  esto obviamente tiene un afán político prorroguista, pues quiere mostrar a la población boliviana que solo Morales es capaz de conducir Bolivia, acá algunos ejemplos:

El enero de 2010 Morales fue investido como “líder espiritual del país”, con coquita y narco amauta de por medio, hace seis años este hecho no paso de ser una simple anécdota jocosa, pues son pocos los que ven en Morales tales cualidades, en 2014 el mismo Morales señalo que los indígenas originarios eran la reserva moral de Bolivia, situación que quedo totalmente desvirtuada al salir a luz los tremendos negociados y actos de corrupción que se cometieron dentro del Fondo Indígena, al parecer  inclusive el corazón indígena originario es fácil de tentar con algunos milloncitos por detrás.

En la persistencia de hacer ver a Morales como un “mesías andino” el vicepresidente Linera con visión apocalíptica asevero que si Evo dejara el gobierno “regresarían los vende patrias, les quitarían todo a sus wawas, el sol se esconderá y la luna se escapara”,  más que un discurso político García Linera se puso así mismo en  un discurso profético y por ende endiosando a  Morales,  en esa misma línea discursiva tanto García Linera como algunos miembros del partido de gobierno se atrevieron a comparar a Evo Morales con el mismísimo Jesús,  el mensaje es claro, si el presidente Morales es igual que Dios, entonces debe quedarse hasta el fin de los tiempos.

Tanto el presidente del senado como la presidenta de la cámara de diputados de la Asamblea Plurinacional de Bolivia, han señalado en reiteradas oportunidades que el Presidente Morales es insustituible, incluso la Presidenta Montaño afirmo que líderes como Morales solo nacen cada 150 años,  solo le faltaba decir que Morales es la reencarnación andina del Dalia Lama, suena gracioso, pero la peligrosidad de estas afirmaciones van más allá de la anécdota, tampoco debemos tomar a la ligera la composición de himnos y marchas militares para Evo Morales, de igual manera la proliferación de spots gubernamentales donde el presidente es llamado “apu o tata”,  en el mismo sentido va el famoso año nuevo andino amazónico, el cual dentro de la cosmovisión andina simplemente nunca existió, no es más que un invento para hacer ver a la figura de Evo Morales como el nuevo  Tupak Katari, en el cual se hace presente la profecía del Jacha Uru y el Pachacuti, nada más mentiroso y falso.

Todos los regímenes totalitarios del mundo siempre han tratado de hacer ver a sus líderes como enviados de Dios, inclusive como dioses mismos, desde el fascismo italiano, pasando por el nacional socialismo alemán y terminando en las dictaduras militares de Uganda, entre otros, no hay nada más peligroso que tratar de endiosar al líder caudillo, ya que esto lleva consigo prorrogismo y termina en totalitarismo.

Muchos festejaran el año nuevo andino amazónico alzando las manitos para recibir los rayos del sol entre porritos y alcoholes, otros se quedaran en casa a descansar, pero creo que es hora de que nos pongamos a pensar en las reales intenciones del actual gobierno, Morales no es Dios y Linera no es un profeta, es hora de despertar.


Marce Miranda loayza