lunes, 10 de octubre de 2011

INCOHERENCIAS VERDES



Las últimas semanas toda Bolivia fue inundada por un caudal de información relacionada con la marcha indígena del T.I.P.N.I.S. (Territorio Indígena Parque Nacional Isiboro Sécure) y su posterior intervención, desde imágenes desgarradoras de abusos policiales hacia mujeres y niños hasta falsas acusaciones tanto del gobierno como de la oposición, de esto han ido surgiendo un sin numero de incoherencias verdes, me explico, la intervención de la marcha indígena en defensa del TIPNIS dejo claro que por lo menos para muchos altos funcionarios del gobierno del MAS tiene mayor peso la opinión de los sectores de colonizadores cocaleros que las necesidades y demandas de la población indígena del Parque Isiboro Sécure, la desmedida y exagerada violencia con la que se intervino esta marcha pacifica hace pensar que priman primero ciertos intereses oscuros que la tan promocionada defensa de la MADRE TIERRA, y en esto hay que ser claros y directos, los ahíncos de los supuestos colonizadores están ligados única y exclusivamente a la plantación de la HOJA DE COCA PROVINIENTE DEL CHAPARE COCHABAMBINO, la cual en su mayoría esta destinada al narcotráfico, entonces ¿Donde queda todo ese largo discurso de protección al medio ambiente y los diversos reconocimientos “Honoris Causa” por la defensa de la Madre Tierra y de los Pueblos Indígenas que fue objeto el presidente Morales y su gobierno?, definitivamente raya en la incoherencia por un lado realizar sempiternos discursos de defensa del medio ambiente y de pueblos indígenas, mientras que en los hechos se hace todo lo contrario, se reprime a estos y se los trata peor que animales, se afecta directamente a parques ecológicos favoreciendo a grupos de disque colonizadores que lo único que hacen en plantar coca para ser destinada al narcotráfico, se reprime violentamente a niños y mujeres mientras que a los disque interculturales se los trata entre flores y algodones, definitivamente es mucha incoherencia por no decir sinverguenzura, en el discurso se ama y defiende a la MADRE TIERRA y en los actos se la quiere cercenar y matar.

La oposición no se queda para nada atrás en estas INCOHERENCIAS VERDES, por un lado tenemos a terratenientes ganaderos que de la noche a la mañana milagrosamente se autoproclaman defensores innatos del medio ambiente, siendo que precisamente estos por largo tiempo abusaron y destruyeron selvas y bosques para poner en ellos varias vaquitas turistas que andan pasteando por ahí sin beneficio alguno solo por ostentación de poder y nada más , también resurgieron como si se tratase de la noche de los muertos vivientes varios “pañuelitos blancos” (disque pacifistas opositores) que en otrora eran ex militantes de partidos tradicionales de la denominada democracia pactada de los años 80 y 90, los mismos que sin temor a equivocarme eran capaces de vender hasta sus propias madres por 30 monedas de plata, hoy declarados defensores acérrimos de LA MADRE TIERRA y sus PUEBLOS INDIGENAS, nuevamente que inocencia rayando la sinverguenzura.

Ni que decir de la guerra mediática, tenemos un bombardeo millonario de spots oficialistas tratando de venir a menos a indígenas de tierras bajas acusándolos de ser un instrumento de la derecha y de EEUU para así poder derrocar al pobre presidente Morales, gracias a DIOS ya nadie se cree semejante estupidez, lo que si llama la atención es porque no se usa todos esos recursos para mejorar educación y salud?, pareciera que se privilegia a toda costa lavar la cara del actual gobierno que invertir en gestión social, otra cosa que llama la atención es la supuesta adherencia a la causa del TIPNIS por varios sectores sociales ya que antes del conflicto por la carretera eran muy pocos los que conocían donde era dicho parque, es mas muchos pensaban que se trataba de alguna clase de etnia aborigen, como ven, otra INCOHERENCIA VERDE.

TIPNIS somos todos, reza una campaña de solidaridad, pues bien déjenme decirles que no, ya que mientras muchos cuelgan en sus ventanas el cartelito con la frase en cuestión, los indígenas de la zona no ven televisión por cable ni mucho menos gozan de las comodidades citadinas, no somos TIPNIS porque destruimos nuestro propio medio ambiente con el sin fin de aerosoles que usamos a diario, con la contaminación de los vehículos a diesel y gasolina o con la inmensa cantidad de basura y plásticos que tiramos día con día, TIPNIS no somos todos por favor, dejemos de caer en incoherencias y mentiras, dicho parque pertenece única y exclusivamente a los nativos y a la fauna del lugar.

Creo que nadie se opone a la construcción de carreteras que vincules nuestro país, pero no por ello estas deben afectar tan severamente parques nacionales, eso no es progreso es GENOCIDIO. Bolivia esta inmersa en un proceso de cambio que sigue siendo necesario, pero la manera en que se esta encausando este esta llevando al país nuevamente a una confrontación innecesaria e inútil entre bolivianos, a mi humilde parecer un baño de humildad a nuestros gobernantes no les vendría nada mal para que estos dejen de caer tan fácilmente en INCOHERENCIAS VERDES.

Ah, me olvidaba, a estas alturas el Municipio de Mecapaca y comunarios afines al Gobierno del MAS andan loteando el Parque Nacional de Mallasa, obviamente en aras del progreso y la estupidez.