Ir al contenido principal

JUSTICIA SOCIAL O JUSTICIA DIVINA


La justicia es dar a cada quien lo que le corresponde o pertenece, es lo que se debe hacer según el derecho, la razón y la equidad.

Desde la antigüedad la justicia es considerada una de las principales virtudes cardinales, sin la cual el desempeño del ser humano en sociedad podría resquebrajarse y volverse inviable, ahora bien es necesario diferenciar claramente lo que es justicia de lo que es derecho, que si bien parece lo mismo no es igual, se entiende por derecho al conjunto de normas y reglas que rigen la vida en sociedad, las mismas que se encuentran compiladas en constituciones, códigos y leyes.

El valor justicia en la actualidad lamentablemente va ligado al concepto legal, a la administración de esta por parte de los estrados judiciales correspondientes, los cuales lamentablemente no siempre la imparten con equidad, ejemplos tristes tenemos a diario donde los ricos obtienen celeridad mientras que los pobres letargo y desigualdad, siendo la corrupción y la compra venta de conciencias el lastimero pan de cada día, posicionando así la norma legal por encima del ser humano y sus necesidades.

El hombre desde la antigüedad siempre se ha visto en la necesidad de buscar justicia, para así encontrar equidad, igualdad, armonía entre la sociedad, a pesar de su formalización en leyes y códigos la justicia muchas veces es esquiva en especial para los pobres, entonces que les queda a estos sino tener la esperanza de una posible justicia divina la cual llegaría a ser impartida por el Juez Supremo restaurando el equilibro perdido y ajusticiando a los infractores, lastimosamente esta visión tiene más ánimos de venganza que de justicia.

La noción de justicia que se manejaba en el Antiguo Testamento (Ex. 21: 23-25) tiene como fundamento básico la famosa ley del talión del ojo por ojo y diente por diente, es decir de una venganza controlada pero venganza al fin, esta noción de ley divina lamentablemente ha ido trascendiendo en el tiempo hasta llegar a nuestros días, y es que el ser humano todavía piensa que Dios debería impartir justicia con espada de fuego en mano flagelando y destruyendo a todos los que infringieron la ley o cometieron algún tipo de abuso.

Pero la venganza no es justicia, y así lo entendió a la perfección JESÚS, en el sermón de la montaña (Mat. 5: 38 – 39) en el cual nos muestra la verdadera noción de lo que es justo para DIOS, definitivamente estas palabras de CRISTO representaron el primer discurso sobre justicia social dentro de la historia universal, cambiando radicalmente la visión del CREADOR y de la Ley Divina que se tenia hasta entonces, El Hijo de Dios revela el verdadero sentido de la equidad y la igualdad basados en el amor divino hacia los más débiles.

¿Entonces que es realmente la justicia?, reducirla al mero hecho de administración de normas y leyes muchas veces trae consigo todo lo contrario, las situaciones de desigualdad económica, social, de derechos, etc., son los terribles males con los cuales tienen que convivir diariamente la gente de bajos recursos, a mediados del siglo 19 a raíz de abusos y desigualdades existentes surge la necesidad de encontrar equilibrio entre partes disímiles, creando mecanismos de protección justamente hacia los más necesitados, a esta se la denomino JUSTICIA SOCIAL, la cual esta llamada a quitar la famosa venda al icono de justicia tradicional para poder ver así la realidad desprolija y desigual que produce la pobreza, de esta manera inclinarse definitivamente a tratar de subsanar el sin fin de injusticias que produce nuestra sociedad no solo en lo que refiere a la redistribución de la riqueza en el área económica, trata también sobre la justa aplicación de las leyes, los DDHH, la equidad y la inclusión, salud y nutrición, etc., etc., etc.

Lastimosamente se sigue pensando que justicia es venganza o vendetta, y que si esta no se consigue al final de los tiempos será el mismísimo DIOS el que se encargue de ello, creemos erróneamente en una especie de venganza divina cuando los que realmente somos los creadores de injusticias, abusos, violaciones, guerras, asesinatos, etc., somos nosotros, por ende somos nosotros los que debemos poner en practica el concepto integral de justicia, no se puede ni debe subordinar al ser humano a las normas y leyes, ya que estas están para servir a la humanidad y no al contrario, el famoso VIVIR BIEN no es venganza como lastimosamente algunos la entienden, es por el contrario sembrar en la tierra equidad, igualdad, inclusión, que en definitiva es nomás El Reino de Dios en la tierra.

La verdadera justicia divina esta intrínsecamente ligada a la justicia social, ya que ambas piden inclusión, igualdad, solidaridad, amor por sobre todo, pero mientras exista pobreza y hambre es imposible hablar de justicia o de amor.


LOS POST MÁS LEIDOS

JESÚS FRENTE A LA LEY, AL TEMPLO Y AL CULTO

Conocer las actitudes que tuvo Jesús frente a la ley, al culto y frente al templo judío son necesarias, ya que muchas veces se llega a desconocer el alcance de la vida pública de Cristo y su constante critica a los tres pilares fundamentales de la religión judía, criticas que merecieron la condena de los poderes establecidos de la época y que finalmente lo llevaron a la cruz.

FRENTE A LA LEY: El pueblo judío era mediado por la ley para que este se relacione con su Dios, pero gracias a estas normas se llego a marginar y a dividir al mismo pueblo, como ejemplo ponemos a los niños, mujeres, enfermos, pobres, todos estos eran marginados por una ley que discriminaba, pasando a ser esta ley un peso en su relación con Dios.

Los padres de Jesús y este mismo eran fieles cumplidores de la ley , no la cuestionaban como judíos que eran, como todo en la vida lleva un proceso, el despertar de la conciencia de Cristo frente a la ley fue gradual, cuando ya tomo conciencia de su misión EL se siente libr…

¿QUIENES SON LOS VERDADEROS BURROS EN LA EDAD DEL BURRO?

Llevo algún tiempo trabajando entre jóvenes y adolescentes, muchos de ellos viviendo lo que algunos llegaron a llamar “la edad del burro”; en esta etapa que oscila entre los 14 a los 17 años los chicos empiezan a experimentar cambios físicos, psicológicos y emocionales, los cuales llevan al joven a vivir una etapa de rebeldía a todo lo que conlleva normas y reglas.
Por mi experiencia durante los últimos años con respecto a este tema, pude llegar a la inédita conclusión de que en la denominada “edad del burro” los que realmente se vuelven burros son otros; me explico, los jóvenes en su rebeldía y en sus cambios fisiológicos mas que burros, se convierten en verdaderos “vivos”, la juventud actual vive al día con los cambios tecnológicos (celulares, Internet, etc.), por ello la personalidad y la manera de pensar son mucho mas complejas que hace 10 o 20 años, con todo lo que esto conlleva.
Los adolescentes de ahora, conocen a la perfección las reacciones de sus padres, los llegan a conocer t…

LA BANALIZACIÓN DEL DOLOR

Ofrecer dolor, sufrimiento, tristeza y amargura es una constante en los medios de comunicación del siglo 21, y es que mientras más dolor ofrezcas más rating obtienes, ejemplo de éste tipo de programas existen varios, los famosos reality shows, talk shows, etc., son sólo ejemplos de la comercialización del sufrimiento, dónde el que llora más gana más, ver sufrir a otros con un vaso de refresco en una mano y una hamburguesa en la otra es parte de la banalización del dolor a la que nos hemos acostumbrado.
El formato del programa "Bailando por un Sueño" es sólo un pequeño ejemplo de lo anteriormente mencionado, de origen mexicano el referido programa tiene un sin fin de versiones de distinta calidad, en Bolivia dicho reality nos muestra a diario la humillación a la que son objeto los participantes a manos de un "jurado" de nacionalidad argentina, al parecer éste extremo es el nudo central del show, la verborrea que el mencionado señor utiliza denigra no sólo a los parti…