lunes, 15 de febrero de 2010

CARNAVAL DE ORURO...OBRA MAESTRA DEL PATRIMONIO ORAL E INTANGIBLE DE LA HUMANIDAD


La ciudad de Oruro, se encuentra situada en la región occidental de Bolivia, se halla en plena meseta altiplanica a 3.966 metros sobre el nivel del mar; en esta se realiza anualmente la famosa entrada del Carnaval de Oruro, declarada por la UNESCO, como “Obra Maestra del Patrimonio Oral e Intangible de la Humanidad”, donde año tras año unos 70.000 bailarines demuestran su baile en devoción a la Virgen del Socavón.

El Carnaval de Oruro, se distingue a nivel mundial, por ser el único con sentido religioso, que proviene de lo autóctono andino y del cristianismo; de este choque de culturas, experiencias de fe, y de vivencias, nace lo que se viene a llamar “sincretismo religioso”, que en la fastuosa entrada de Oruro, muestra todo su esplendor; las dos visiones de Fe, se llegan a fundir en una sola, lo que a la larga se llega a denominar “religiosidad popular”, el sincretismo que se respira en el carnaval orureño, esta lleno de hermosas simbologías, de creencias y fusión de culturas; fruto de ello es la bella danza de origen minero denominada “La Diablada”, la cual representa la eterna lucha entre el bien y el mal, en esta, se observa al Arcángel Miguel, guiando a Lucifer y sus demonios, los cuales ya vencidos, van a postrarse ante la Mamita del Socavón (Virgen de la Candelaria); la diablada, es el baile representativo por excelencia del Carnaval de Oruro, observar esta danza, es realmente una experiencia inolvidable, he podido ver como turistas de distintos puntos del planeta derraman lagrimas al ver entrar a los diablos, lanzando fuego de la parte superior de sus mascaras (el tamaño estimado de estas es de un metro como mínimo, pudiendo ser mas grandes) entre humos de colores y fuegos artificiales.









Participar de manera activa en la fastuosa entrada del Carnaval de Oruro, es una experiencia realmente hermosa, primero porque para poder participar en cualquiera de las fraternidades que bailan en Oruro, se debe ensayar con unos 4 a 5 meses de anticipación, es mas, se da un examen de destreza en el baile elegido, para ver si uno es apto para formar parte de la fraternidad; ya en la entrada misma del carnaval, la alegría que contagia el baile, y la respuesta efusiva del publico asistente, llena de energía y entusiasmo a los bailarines, que a pesar de los varios kilómetros de recorrido, no aflojan para nada en el esfuerzo que requiere la realización de la danza (solo como ejemplo en el baile de los Tobas, la coreografía requiere dar saltos de hasta un metro de altura), ya llegando al Santuario del Socavón, y postrarse ante el Sagrario y la Virgencita, es algo indescriptible, es una sumatoria de devoción y fe por la Mamita del Socavón, de emoción y cansancio, que hacen que los bailarines se rompan en lagrimas, inclusive e llegado a observar a danzantes que al mirar la hermosa imagen de la Virgencita llegan a desmayarse, es algo que no se puede llegar a describir totalmente con palabras, los que hemos podido vivir esa experiencia de bailar en la entrada de peregrinación del Carnaval de Oruro y de postrarnos ante la Mamita del Socavón, damos fe de ello y por ende nos sentimos privilegiados de haber podido demostrar nuestra Fe y ofrecerla a la Virgen.








Vivir a plenitud el Carnaval de Oruro, requiere como mínimo cuatro días de estadía en esta hermosa ciudad, a parte de la entrada misma, uno no puede llegar a perderse lo que se denomina “el alba”, al amanecer del día domingo, después de concluir la entrada de peregrinación, en el atrio del Santuario del Socavón, se reúnen unos mil a mil quinientos músicos, que tocan dianas en honor a la Virgen, entre melodías de diabladas, morenadas, tinkus, caporales, etc., se arma una especie de fiesta, que dura hasta que salgan los primeros rayos de sol, los cuales anuncian la segunda entrada del Carnaval, con connotación menos solemne, pero no menos alegre, el día lunes, se puede observar demostraciones coreográficas en la Avenida Cívica, que se encuentra a pocos metros del Santuario del Socavón, donde destaca el relato coreográfico de los siete pecados capitales a cargo de la Fraternidad Artística y Cultural La Diablada de Oruro.

Es por eso, y mucho mas, que el Carnaval de Oruro, es la Obra Maestra del Patrimonio Oral Intangible de la Humanidad