domingo, 14 de junio de 2009

EL CIUDADANO X vs. EL JEFAZO


Una de las cosas que mas me apasionan y disfruto mucho, es la lectura, me encanta leer, desde libros de teología hasta comics (historias de cuculis y el lustra son buenísimos), en ese sentido llegaron a mis manos dos libros totalmente opuestos, pero con el mismo tema. El primero es “EL CIUDADANO X” del escritor uruguayo, radicado en Santa Cruz , Emilio Martínez Cardona, el genero literario del libro en sí, es una especia de trama periodística mezclado con novela de suspenso, en el mismo, el autor trata de señalar (sin mucho éxito) con datos supuestamente verídicos la intromisión del magnate y especulador húngaro George Soros, en el Gobierno de Evo Morales, a través de diversas ONG´S; en el mismo se muestra a Soros como un maléfico personaje cuyo único interés es de controlar la mayor parte del mercado financiero a nivel mundial, utilizando para ello métodos muy poco éticos, y que a través de organizaciones no gubernamentales financio la campaña electoral del MAS, a cambio de “favores” hacia las empresas de Soros, como ser la concesión para el explotación de importantes minas en el departamento de Potosí.

Leyendo el libro uno crea fácilmente una imagen casi demoníaca de Soros, al punto de que muchos predicadores radicales evangélicos (poder de Dios, Cristo viene) podrían suplantar fácilmente a su anticristo favorito (Bill Gates); la lectura del mismo es bastante fácil, pareciera que Emilio Martínez es un buen discípulo de Dan Brown (Ángeles y demonios, El código Da Vinci) puesto que en su libro crea un montón de intrigas basadas en una supuesta voz off the record (al estilo Garganta Profunda) que va debelando a lo largo de la trama estas conexiones entre George Soros y el gobierno de Evo Morales.

No es difícil para los lectores del libro deducir la inclinación política del autor, que claramente es de extrema derecha, por ende todo lo que provenga del gobierno actual boliviano, esta mal, y es mas, es influenciado por el maléfico Soros y sus tentáculos malignos.

(George Soros, no goza de una buena reputación a nivel mundial, se lo acusa de muchos negocios que van desde la especulación hasta la filantropía, en todo caso, siendo una de las personas más ricas y poderosas del mundo, no veo cual sería el interés de este señor para interesarse en el Gobierno del señor Morales, me suena mas a ciencia ficción que a realidad)

El otro libro es “EL JEFAZO”, del escritor argentino Martín Sivack (El dictador elegido) en el cual retrata, como un campesino pobre arreador de llamas, llego a ser elegido como el primer presidente indígena de Bolivia; el genero del libro es una especie de biografía oficial de Evo Morales, el autor se esfuerza, sin éxito, es mostrar una imagen casi mesiánica del Sr. Morales, exponiéndolo como un salvador de los sectores campesinos oprimidos, según Sivack, la ideología y pensamiento del actual presidente se fueron formando a través de los años de luchas sindicales en el trópico cochabambino, y que además no responde de ninguna manera a influencias del presidente Venezolano Hugo Chávez, ni tampoco al gobierno cubano (acá cae como anillo al dedo la expresión típica paceña de incredulidad yaaaaaaaaaaaaaa), el libro es interesante, aunque a leguas se nota la identidad política del autor, que sin duda simpatiza con la izquierda socialista.

Las dos visones expuestas en dichos libros son solo una muestra de la polarización existente en el país, en la que ambos lados, se atacan semanalmente de un sin fin de cosas, que van desde terrorismo, dictadura, servilismo, magnicidios, etc., para el mes de diciembre se espera la realización de nuevas elecciones presidenciales en el país, y a pesar de que ambas visones disque buscan un país mejor, con mayor inclusión, autonomías y reconciliación, ninguna hasta ahora ha mostrado un plan creíble para realizar dichas mejoras, por un lado el Gob. de Evo Morales se empeña en la realización de las elecciones a como dé lugar, ignorando adrede las graves denuncias sobre el padrón electoral que tiene severas dudas que llevan a pensar en un posible fraude, la cosa es simple, mantenerse en el poder como sea, imponiendo su visión de país, (a la que muchos no estamos de acuerdo), haciendo proselitismo con la creación de bonos, cuyos fondos provienen del gobierno venezolano, y ahora ultimo, tratando de imponer un modelo educativo para dirigir el pensamiento de los educandos; por otro lado tenemos a una oposición sin ideas ni lideres claros, confrontada entre sí, con algunos extremistas que incitan al separatismo y a la violencia, pobre país

Bolivia está en medio de un túnel oscuro, del cual parece no haber salida, por lo menos yo no la veo; mientras tanto nos tenemos que conformar en que personas de otras nacionalidades escriban sobre nosotros, como si en nuestro país no existieran personas capaces de hacerlo, que tristeza.

Sobre ambos libros que puedo decir, el primero se los recomiendo si se encuentran estreñidos, y el segundo para reír un rato sobre las exageraciones que hace el autor sobre la vida de Morales, en fin que Dios salve Bolivia.