lunes, 3 de enero de 2011

RELIGIÓN Y POLÍTICA


Siempre que se piensa u opina sobre religión y/o política se piensa que estas dos son antagónicas entre si, es decir que ambas se oponen una a la otra, la primera supuestamente solo debería interesarse por la salvación de las almas y la segunda por los asuntos terrenales relativos a la organización de la sociedad y el trato de sus problemas, nada más falso que esto, ya que si revisamos un poco la historia de la humanidad encontraremos que todas y cada una de las civilizaciones antiguas fundaron sus naciones y ciudades sobre preceptos religiosos, de ello existen ejemplos varios, Roma, Egipto, Aztecas, Quechuas etc., tenían una organización política basada en el hecho religioso, es decir cimentaron todos sus fundamentos económicos, políticos y sociales sobre una teocracia, es decir eran sus dioses en persona los que guiaban los destinos de sus pueblos representados en la persona de su líder en cuestión.

Si nos volcamos un ratito al evangelio encontraremos que Jesús en toda su vida pública realizo duras criticas a la organización político-religioso del pueblo judío, recordemos que Israel estaba gobernada por una teocracia férrea dirigida por el Sumo Sacerdote y el Sanedrín, el papel del imperio romano era más de recaudador de bienes e impuestos, le importaba muy poco la religión judía, fueron estas duras criticas las que hicieron que el poder religioso judío planease finalmente la muerte de Jesús en la cruz, si Este no hubiese criticado tanto a las políticas abusivas de la época y no hubiese opinado de la forma en que lo hizo sobre los abusos al pueblo oprimido no hubiera sido juzgado y mucho menos crucificado, es más hubiese muerto de viejo y con varios hijos, pero no fue así, el discurso de Cristo fue altamente político, el Sermón de la Montaña tiene un contenido político-religioso tremendamente profundo y revolucionario.

Tras la declaración del cristianismo como religión oficial del imperio romano, la religión y la política estuvieron entrelazadas entre si hasta el siglo 20, inclusive naciones que a si mismas se declaran autónomas de la religión como EEUU, tienen en sus cimientos fundamentos altamente religiosos, los mismos que direccionan las decisiones de dicha nación. Todas y cada una de las religiones tiene su impacto directo a nivel político, inclusive en la actualidad siguen existiendo naciones altamente teocratitas como algunos países islámicos por ejemplo, en el caso concreto del cristianismo católico es ineludible la posición política del vaticano, ya que al ser la Santa Sede reconocida por el derecho internacional se le otorga intrínsecamente su calidad política y no solo eso ya que al tener representantes diplomáticos en varios países del mundo no se le puede negar su capacidad de opinión no solo religiosa sino también política aunque esto no sea del agrado de todos.

En la historia política de la humanidad los actores de cambio fueron altamente religiosos, Mons. Romero, Martín Luther King, Luis Espinal, Gandhi, etc., etc., fueron mártires religiosos a causa de sus ideales políticos alineados coherentemente con su profesión de FE, no se puede pensar en estos separadamente de sus ideas políticas, ya que sin estas estarían gozando de una vida longeva y tranquila sin persecuciones, torturas ni asesinatos, inclusive la famosa reforma y contra reforma tuvieron altos tintes políticos, para bien o para mal, dependiendo de los actores la religión siempre estará inmersa dentro de la política y viceversa.

Ahora bien, en el caso concreto del cristianismo, los que se dicen seguidores de Jesús tienen y deben de actuar según su FE, es decir anunciar el reino de Dios, pero también denunciar las injusticias y abusos cometidos hacia los más desposeídos, en esto hay que ser claros, no todos los que se dicen profetas lo son.

Es necesario mencionar las reacciones desmedidas de algunos movimientos sociales y de varias autoridades gubernamentales, que demostrando una total ignorancia no solo del evangelio sino de la historia en si señalaron que la religión solo debería ocuparse de la salvación de las almas dejando a los políticos las riendas del estado, lastimosamente es con esta ignorancia y desconocimiento de todo con la que se viene manejando esta ultima etapa los destinos de Bolivia, inclusive existe alguna autoridad que se jacta de tener 5.000 libros, seria bueno que por lo menos lea algunito para que no siga pecando de ignorante….al que le quede el guante que se lo chante.